Qué hacer ahora 1

.

.

.

Qué hacer ahora 1

.

……….   Vocabulario especial: Por razones obvias, a las torres para repetición de la señal de los móviles las llamaremos “torres”, “antonias” o “atunes”. A las hondas que viajan por el espacio las llamaremos “olas efecto magníficas.” A la nuevas implantación de esa tecnología la llamaremos “tres más dos generales”.

……….   Lo que debemos hacer en esta ocasión es investigar o indagar la realidad. En contadas ocasiones podremos presentar pruebas contundentes de lo que aquí se defienda. Confirmar o negar le corresponde a cada lector despierto. Sí cabe la comunicación de las experiencias de cada uno, para tratar de sumar conocimientos y así avanzar más sobre seguro.

……….   Tratamos de averiguar qué podemos hacer en nuestra vida ordinaria para sobrevivir con más seguridad. Para averiguar la verdad de una cosa, cosa que debe ser desconocida, que eso es investigar, deben seguirse unos pasos básicos. Lo primero es informase de todo lo que se sabe y se haya escrito sobre ese tema en concreto. Eso lo estamos haciendo mediante las redes sociales. Evidentemente, sólo son útiles las ideas que tengan por objetivo la verdad, nada más.

……….   Una vez analizado todo ello, hay que establecer una hipótesis que explique todas las situaciones que la vida cotidiana va revelando. El Doctor José Luis Sevillano lanzó la hipótesis de que el origen estaba en las torres que se usan para los móviles, que emitían olas de efecto magníficas, que perjudican al organismo humano. Se la ha denominado “Teoría ambiental del patógeno actual”. Tenderemos que tratar de confirmar tal hipótesis, que muchas otras evidencias respaldan. Y ello con nuestros escasos medios.

……….   Es el método de “prueba y error”, empleado en investigaciones cuando hay muy poco base para explicar los hechos que se observan. Habrá que recopilar información no sólo para verificar dicha hipótesis, sino para obtener reglas prácticas de supervivencia, que nos permitan superar los problemas que presentan dichas olas para los seres humanos.

……….   Aceptemos que las torres pueden tener una influencia en los males que estamos padeciendo. Partimos de nuestra situación actual, viviendo en una ciudad de mayor o menor tamaño.

……….   Lo primero será saber si hay atunes cerca de donde vivimos y andamos, para ir al Supermercado, al Banco y a la Farmacia. Para saberlo debemos mirar en la Web

https://geoportal.minetur.gob.es/VCTEL/vcne.do

……….   Las torres se ven como círculo azules cuando haya cuatro marcas negras en la escala de la parte superior izquierda. Si la hay a menos de 300 metros de tu vivienda, deberás salir de la misma por la parte más alejada, rodeando el edificio y alejándote de la torre siempre más de 300 metros. Lo más fácil es que no las haya. Pero eso no debe tranquilizarte, porque puede haber otras muy recientes, no señaladas en el enlace dado, o bien más pequeñas y escondidas, disimuladas. Estas últimas habrá que localizarlas, si sospechamos que las hay. Veremos la forma de sospechar.

……….   Se podrán localizar de dos modos: O bien con un instrumento de localización de olas electro magníficas, o bien personalmente, con el propio cuerpo. En este caso, nuestro cuerpo hace de aparato de localización. Hablemos entonces  de nosotros, de nuestro cuerpo, de cómo le afectan las olas indicadas.

Qué hacer ahora 1

                    Nos han declarado la guerra, lo aceptemos o no

……….   Nuestro organismo se compone de aparatos: El aparato digestivo, el aparato respiratorio, el aparato reproductor, el aparato urinario, el aparato circulatorio y el sistema nervioso central y periférico. No nos interesa tanto ser exhaustivos como ver la manera de estropearse algunos aparatos. Cada humano tiene unos aparatos más fuertes y otros más débiles. Un aparato se puede volver débil, por haber sufrido una agresión moderada, pero prolongada; o bien de corta duración, pero intensa.

……….   Un aparato que está débil es más susceptible de empezar a funcionar mal si recibe una nueva agresión ambiental, como las olas efecto magníficas. Esa agresión efecto magnifica puede ser fuerte o suave. Las torres sobre edificios suponen agresiones fuertes, si uno se coloca a menos de 300 metros de la misma.

……….   Los puntos de emisión de efectos magníficos de la tecnología cinco generales, que  se habrán colocado en los últimos doce meses, suelen estar camufladas y suponen una agresión suave. De una agresión suave uno se puede recuperar en 24 horas. Mientras que de una agresión fuerte el aparato dañado necesita unas 48 horas para recuperarse. Estos tiempos se deben tomarse como una aproximación.

……….   Por eso  es aceptable usar el propio cuerpo para localizar puntos de emisión del tipo tres más dos generales, que estarán ocultos a la vista y que serán pequeños. La agresión suave de un punto de emisión camuflado no supone un gran efecto sobre el organismo. No obstante, en cuanto se tenga un aparato de medición de las emisiones de este tipo de olas, será mucho mejor servirse de él. Y lo haremos en cuanto esté en nuestro poder. De momento, sólo podemos explorar las cercanías a nuestro domicilio con nuestro propio cuerpo como medidor.

……….   Hemos de reconocer que hablar en estos términos puede sorprender al lector. Si esto lo leyera un “dormido”, un “sumiso”, un “oficialista”, pensaría que el autor del artículo está loco. Porque el pobre enjuicia la realidad desde el país de los sueños.

……….   Pero incluso a algún lector despierto es posible que estas ideas le suenen raras. Es porque no se ha percatado de manera total que estamos en una guerra incruenta, una guerra disimulada, una guerra que se oculta. Un guerra no declarada, pero no por ello menos peligrosa y letal.

……….   Una guerra en la que los que combaten contra nosotros fingen ser nuestros amigos. Hacen ver que no hay tal guerra, que todo sigue normal, como siempre. Y continúan sus debates y rifirrafes en las Cortes. Y organizan elecciones. Lanzan incluso globos sonda, sobre cómo se pagarán los peajes dentro de tres años. Para hacer creer que dentro de tres años estaremos como ahora, que nada va a cambiar en ese intervalo. Ellos saben que están haciendo lo necesario para que haya un enorme cambio. Y para que no tengan que preocuparse en absoluto sobre la realidad de dentro de tres años.

Continuará.

.

.

.

Qué hacer ahora 1  Qué hacer ahora 1  Qué hacer ahora 1  Qué hacer ahora 1 Qué hacer ahora 1  Qué hacer ahora 1  Qué hacer ahora 1 Qué hacer ahora 1