El Padre Schwab se retira No le quedan más excusas

va a responder El Padre Schwab se retira No le quedan más excusas

.

.

.

El Padre Schwab se retira No le quedan más excusas
.
Klaus Schwab renunciaría a su cargo en el Foro Económico Mundial de Davos. El Padre Schwab se retira No le quedan más excusas
.

El Fundador y Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, dejaría su cargo de dirección del encuentro mundial desde que lo fundó en 1971.  El Padre Schwab se retira No le quedan más excusas

 

Schwab habría anunciado sus intenciones en un correo electrónico al personal el Martes, que fue filtrado por una persona de la Organización, según informa Semafor, un sitio web de noticias fundado en 2.022 por Ben Smith, ex Editor jefe de BuzzFeed News y columnista de medios de The New York Times, y Justin B. Smith, ex Director Ejecutivo de Bloomberg Media Group.

 

El Fundador del Foro de Davos dejaría su cargo de Presidente Ejecutivo. Pasaría a un cargo de Presidente no ejecutivo. El cambio en su rol está pendiente de la aprobación del Gobierno suizo. Pero debería finalizarse antes de la reunión anual del FEM en 2.025.

 

Schwab todavía no ha nombrado a su sucesor. Pero durante el último año, la Junta Ejecutiva del Grupo, “bajo el liderazgo del Presidente Børge Brende, ha asumido plena responsabilidad ejecutiva”.

 

Brende es un exlíder conservador noruego.

Schwab, de 86 años, es sinónimo de la Organización, que dirige desde hace más de 50 años. Inicialmente conocido como el Foro Europeo de Gestión, las primeras versiones del evento atrajeron a Davos muchos menos asistentes que los miles que ahora ascienden a la ciudad montañosa suiza.

Ahora, la reunión anual del WEF en Davos atrae cada año a docenas de Líderes y Directores Ejecutivos mundiales de alto rango, y en 2.024 asistirán más de 50 Jefes de Estado, según la Organización.

El Foro funciona de forma muy parecida a una Empresa familiar. Los hijos de Schwab ocupan puestos de alto rango. Su esposa Hilde encabeza la Fundación de la Organización y las ceremonias de premios en Davos.

El Foro también ha estado atravesando un panorama político difícil. En los últimos años ha venido adoptando direcciones políticas progresistas en temas culturales, medioambientales, etc., en línea con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

.

Comentario de esta Casa.

.

        Ochenta y seis años ya es una edad para solicitar la jubilación. Por desgaste orgánico, por indisposiciones periódicas, por agotamiento del organismo. Pero no es a desechar por cansancio de estar siempee esperando al Gran Reseteo, al triunfo de algún Plan lanzado por la Cuadrilla.

        Y las perspectivas que se tienen desde dentro sobre el futuro inmediato del «Plan de la Pandemia Interminable» no incita al optimsismo. Va a ser otro fracaso estrepitoso. Que posiblemente ni siquiera alcanzará la mayoría simple de los 194 países que tienen derecho a decidir qué harán con su futuro en temas de Salud. Los BRICS, sus partidarios, sus aspirantes y muchos otros países del Tercer Mundo que aún no tienen las condiciones para aspirar a aspirantes, han dado ya la espalda al Líder y a sus Propuestas. 

        Porque los estragos que ha venido haciendo en el planeta la nación Líder Mundial desde 1.991 – año en que se descuartizó la URSS – no permiten otra reacción. ¿Cómo van a seguir aceptando la moneda nacional del Líder para sus intercambios comerciales? ¿Por qué van a dar con ello un poder impresionante a la nación que les impide desarrollarse? La politica llevada a cabo por la Industria Armamentística, promoviendo de manera continua, en países lejanos, guerras, pobreza, desolación, ruinas y emigraciones masivas, es algo que debe acabarse. No prolongarse indefinidamente. El mundo está reaccionado. Se han puesto las condicines geopolíticas para sustituir al cabecilla megalómano.

        Y todo Plan que el Líder promueva, toda iniciativa que cuente con su apoyo va a fracasar. Porque va a tener enfrente a más de medio mundo. A las dos terceras partes del mundo. Sólo obedecerán los lacayos, los comprados, los cómplices. Los desgraciados. Aquellos a quienes ha llegado la «manus longa» de los Promotores. Y, porque no tiene nada de humanos, han accedido a una propuesta no humano.

        El cabeza del Foro de Davos se retira igual que se retiró el Soriasis. Para no ver su fracaso desde el sillón de Dirección. Para poder decir – ante un reducido círculo que aún acepte escucharle – que cuando él llevaba el timón las cosas progresaban. ¿Qué nuevo Plan iba a blandir ante sus antiguos alumnos? ¿Cómo mantener la moral alta cuando sólo hay malas noticias? ¿Qué va a responder a las denuncias que ya empiezan a asomar por el horizonte contra los Cómplices más señalados? ¿Cómo hacer frente a las demandas ante los Tribunales cuando se ha producido un «fraude de Ley»? ¿Qué hacer cuando la anulación de responsabilidad a los Fabricantes quede sin efecto por dicho «fraude de Ley»?

        El castillo de naipes se derrumba a marchas forzadas. Y nadie puede salvar a las cabezas visibles del mayor crimen contra la Humanidad jamás perpetrado. No pocos – los menos estúpidos, los no demasiado subnormales – han escurrido ya el bulto. Ahora le toca el turno al más fatuo de los Portavoces. Alguien que ve hundirse el proyecto y el objetivo profesional de su vida. Ha escuchado y planeado la mayores aberraciones contra el género humano. No va a poder alegar ignorancia. No tiene dónde esconderse. E intenta desaparecer de escena. Demasiado tarde …