Qué hacer ahora 44

.

.

.

 

             He vuelto a encontrar un libro que compré en Octubre de 1.996. La población del planeta, su evolución a lo largo del tiempo es un tema que me ha interesado desde hace decenios. Se titula “LA POBLACIÓN MUNDIAL” y pertenece a la Colección “Qué es”, de Ediciones Granada. El libro fue editado en 1.991. Su Autora es Concepción Fernández Débora.             

Qué hacer ahora 44

             Prueba de mi afición al tema, “LA POBLACIÒN DEL MUNDO HOY”, de S. Bruk y Ediciones Cientec, libro de 1.978, que tengo delante. Y es posible que tenga algún otro, porque la verdad que en mi biblioteca los libros se me pierden y tardan años en aparecer.

……….   Volviendo al Libro “Qué es”, lo importante para nosotros viene en el penúltimo capítulo, el undécimoa titulado “Importancia y problemática de la población mundial”. En él la Autora hace afirmaciones que me han dejado perplejo. No podía dar crédito a lo que leía. Juzgue el lector.

             Hace historia de la evolución de las poblaciones de diferentes continentes y afirma:

             “Hasta el siglo XVIII, la Humanidad apenas había iniciado su gran crecimiento numérico. En el siglo XIX este crecimiento afecta sólo a Europa. Los demás continentes se mantienen con un crecimiento muy lento, dominados por la mortalidad catastrófica.

             Sigue contando resumidamente la historia de los demás continentes respecto a crecimiento demográfico. Los demás continentes van retrasados respecto a Europa, esto es, la imitan, retrasados al menos en medio siglo. Y sigue:

             “A lo largo del siglo XX, especialmente en los años 50, la evolución comentada va a sufrir un cambio. Todos los continentes han llegado a la fase de máxima expansión demográfica y algunos van a iniciar su fase de estabilidad. Los que antes llegaron a la fase de expansión demográfica, como es el caso de Europa, América del Norte y Australia, van a iniciar un período de recesión demográfica, de manera que su crecimiento va a ser moderado. Llegando, en algunos países de estos continentes, a ser nulo o incluso negativo …”

             Sigue exponiendo que se han hecho numerosos Estudios sobre el futuro más inmediato, “con datos aportados por la ONU”. Y que todos los expertos que los realizan

             “coinciden en afirmar que la población no va a crecer en los años venideros tan ampliamente como en el pasado …”

             Es más, según la Autora, una teoría estadounidense defiende que se “ha iniciado una tendencia, desde los años 70, de crecimiento moderado .,que la llevara a crecimiento cero. Desde ese momento – que los expertos americanos sitúan hacia el 2.065 – se iniciará una contracción de la población muy fuerte, que haría que la población se redujese tan rápidamente como antes había crecido. Así, hacia el 2.250 las cifras de población estarían en valores parecidos a los alcanzados en 1.975.”

(Fuente: Qué es. La población mundial. Ed. Granada, 1.991.)

             Y para terminar indica:

             “Los (países) más desarrollados (Europa, La Unión Soviética, Estados Unidos, Australia, Canadá, etc.) llegarían a la estabilidad demográfica en los primeros años del Siglo XXI (entre los años 2.005 y 2.015). Los subdesarrollados tardarían más (desde el 2.030 al 2.070). Pero antes de terminar el siglo XXI todos habrían llegado a ese momento.”

             Y en su último capítulo añade:

             “A partir de ahí podría ocurrir una regresión demográfica que, en el año 2.175, presentaría una población en torno a los 6.000 millones de habitantes.”

             Hay dos sorpresas en lo anterior.

             La primera que hay abundantes Estudios al más alto nivel, que tienen prevista la evolución del número de habitantes del planeta. Y esta evolución tiene forma de campana de Gauss (una curva ascendente seguida de otra descendente), con un Máximo en torno al año 2.065. El Máximo se alcanzaría en torno a esa fecha, con una población cercana a los 10.000 millones de habitantes.

             A partir de ahí, la población iría descendiendo, tan aceleradamente como fue la subida. De forma que entre 2.130 y 2.175 sólo poblaríamos la Tierra unos 6.000 millones de habitantes. Por debajo de la población actual, que es del orden de 7.500 millones.

             La segunda sorpresa es que en estos Estudios ha colaborado activamente la ONU. Luego en la ONU tienen dichos Estudios. Les consta que, sin hacer nada especial, la población se reducirá drásticamente de cara al futuro. Y se llegará a una población por debajo de la actual.

             Y la pregunta inocente que cabe hacerse es: ¿Y si ésa es la previsión, a qué vienen tantos cantos de sirena impulsando una disminución drástica de la población? ¿A qué limitaciones debemos someternos para salva el planeta, si todos los expertos saben que la propia demografía se va a encargar – se está encargando ya, desde la década de los 70 – de frenar el crecimiento de la población?

             En fecha tan lejana como cuando escribimos “Qué hacer ahora 12” y basándonos en los datos de población de los últimos años, pudimos adelantar que la población mundial estaba creciendo, sí. Pero a un ritmo cada año menor que el anterior. Luego llegaría un año en que ese crecimiento será cero. Y a partir de ahí, pasaría a ser negativo. Es decir, disminuiría.

             Invitamos al lector a repasar las cifras que entonces dimos, con un cálculo propio. Decíamos entonces, hace semanas …

             “… las circunstancias mundiales tienden a regular la Población del planeta en torno a los 9.000 millones de personas. Cifra que se alcanzaría en 2.045.”

             Como se ve, no discrepamos mucho de las previsiones de los expertos, basados en cifras de la mismísima ONU. Según nuestra modesta y doméstica previsión, llegaríamos a los 9.000 millones de habitantes hacia el año 2.045. Y ése sería el Máximo. A partir de ahí, a decrecer. Veinte años antes de lo que preveían los estadounidenses, que cifraban el Máximo en 2.065.

[https://laverdadsololaverdad.com/que-hacer-ahora-12-adelanto-forzado-del-plan/]

             Pero lo que es seguro es que mucho antes de ambas fechas, las cifras iban a cantar la realidad a cualquiera que se dedicase a estudiar el tema de la población mundial. Se puede llegar a esas conclusiones con los datos de los últimos años, como hicimos en el artículo arriba indicado.

Luego nos mienten descaradamente en todo.

.

 

.

.

Qué hacer ahora 44  Qué hacer ahora 44  Qué hacer ahora 44  Qué hacer ahora 44