El Olympias una reconstrucción real

.

.

.

……….   Veamos ahora una nave real, una reconstrucción a tamaño natural, con remeros de verdad. Los patrones y enchufados, en cubierta. La nave se dirige hacia la derecha, el espolón mira hacia adelante, con cara de pocos amigos. En una trirreme como ésta viajaban unos 200 hombres, de los que 170 eran remeros, 13 eran marineros y unos 10 hoplitas, guerreros.

……….   Las naves de guerra de la Antigüedad eran como nuestros modernos bombarderos, o como los tanques. Auténticas máquinas de matar. Se servían de su propio cuerpo, de su inercia, para acometer contra una nave enemiga por el flanco, donde la resistencia era muy inferior a las del espolón frontal de la nave atacante. Podía abrirle una vía de agua, romper una cantidad apreciable de remos, y dañar a los remeros de la zona atacada y golpeada. 

……….   Las naves eran ligeras. Podía ser transportada a mano por los propios remeros. Eso hacían cada noche. Las naves no «dormían» en el agua. Eran llevada a terreno seco. Para que el agua no las hiciera pesadas al día siguiente. Una forma de triunfar sobre una flota era atacarla poco antes del amanecer, cuando estaban las naves todavía en tierra. Comandos silenciosos.

 ……….

El Olympias, reconstrucción moderna de una trirreme.

.

El Olympias una reconstrucción real

.

(Fuente: El mundo de los antiguos griegos. J.Camp y E.Fisher. Blume Ediciones, 2.004)


https://laverdadsololaverdad.com/alemania-se-suicido-hace-meses-belgica-lo-hace-ahora

.

https://laverdadsololaverdad.com/problemas-y-no-problemas-con-lo-verde

.

.

Las naves de guerra    El Olympias una reconstrucción real

de la Antigüedad eran como nuestros modernos bombarderos, o como los tanques. Auténticas máquinas de matar. Se servían de su propio cuerpo, de su inercia, para acometer contra una nave enemiga por el flanco, donde la resistencia era muy inferior a las del espolón frontal de la nave atacante. Podía abrirle una vía de agua, romper una cantidad apreciable de remos, y dañar a los remeros de la zona atacada y golpeada. 

Que las naves eran ligeras.    El Olympias una reconstrucción real

Podía ser transportada a mano por los propios remeros. Eso hacían cada noche. Las naves no «dormían» en el agua. Eran llevada a terreno seco. Para que el agua no las hiciera pesadas al día siguiente. Una forma de triunfar sobre una flota era atacarla poco antes del amanecer, cuando estaban las naves todavía en tierra. Comandos silenciosos.