Un sitio con informaciones útiles

ExChef de la Casa Blanca cómplice

ExChef de la Casa Blanca cómplice

.

.

.

ExChef de la Casa Blanca cómplice
Los alimentos básicos desaparecerán en 30 años, según ex Chef de la Casa Blanca.  ExChef de la Casa Blanca cómplice

Fuente: Panam Post

Visto en: TierraPura.Org

               Varios de los alimentos básicos desaparecerán en 30 años, según Sam Kass. Quien se desempeñó como el Chef y Asesor principal de políticas de nutrición de la Casa Blanca durante el gobierno de Barack Obama. En su opinión, el causante de este escenario es el «cambio climático». A este fenómeno atribuye lo que acarrearía, de acuerdo a este criterio, la pronta desaparición del café, el chocolate, el arroz y el vino.

               “Muchos alimentos que apreciamos mucho y que en gran medida damos por sentados están bajo una amenaza real y ustedes lo están viendo en el futuro. Estamos en camino de que muchos de estos alimentos se vuelvan bastante escasos. Y algunos, realmente, no estén disponibles para la mayoría de las personas. Y otros simplemente aumenten significativamente en costo”, advirtió Kass, según la revista People.

               Kass también esta semana fue protagonista de un evento para resaltar la amenaza contra los alimentos básicos. Fue auspiciada por la marca de productos sintéticos Knorr y se denominó la «Cena de 500 dólares», que se llevó a cabo en la ciudad de Nueva York. Presuntamente, promovía la adopción generalizada de prácticas de agricultura regenerativa. Según la Fundación de la Bahía de Chesapeake se centra en un «enfoque holístico» en la agricultura para fomentar sistemas alimentarios sostenibles y la salud ambiental.

               El precio de la cena hacía alusión a la inaccesibilidad que tendrían los alimentos en el futuro. La cena de arroz con mariscos y trufas tendría un costo de 72 dólares ahora, pero en 2050 estaría en 566 dólares. De acuerdo a Kass, en menos de 30 años “los ingredientes de los que dependemos se vuelven aún más escasos”.

               Resulta paradójico que una Empresa que elabora productos artificiales, con químicos, ahora sea portavoz de alimentos y Agricultura holística. Máxime considerando que los cubos de Knorr son extremadamente altos en sodio. Superan por un 100 % la ingesta diaria de referencia recomendada. Esto puede dar pie a enfermedades cardiacas e hipertensión, según advierte la Procuraduría Federal del Consumidor de México.

               Y no solo eso, sino que basta revisar y ver que Knorr está en asociación con la WWF, Fondo Mundial para la Nturaleza, por sus siglas en inglés, una subsidiaria de la ONU que tiene el logo de la Agenda 2.030 en su página. Entre las ocho predicciones del Foro Económico Mundial para el 2.030 está la disminución del consumo de carne. Para lo cual Knorr es clave en la suplantación de dicho alimento por medio de alternativas sintéticas.

               Otra predicción clave es que «Los valores occidentales serán puestos a prueba«. Esto incluye la libertad. En este caso, la libertad de elegir qué comer.

 

Intereses: Kass es accionista de Firma promotora de cambios alimenticios y agrícolas.  ExChef de la Casa Blanca cómplice

               El siguiente aspecto sospechoso de esta campaña es que el Chef Kass ahora es socio de Acre Venture Partners. Dicha Firma dice que invierte en «Empresas que crean cambios fundamentales en la Alimentación y la Agricultura para abordar problemas a gran escala en la salud humana y ambiental». Sumado a su interés personal en esta campaña, plasma su compromiso con la Agenda Globalista. En 2.017, el Foro Económico Mundial lo seleccionó como uno de sus Jóvenes Líderes Globales.

               “La Alimentación y la Agricultura son el segundo impulsor de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial y utilizan alrededor del 70 % de las aguas del mundo. Es el principal impulsor de la deforestación, el cambio de uso de la tierra. Realmente está en el centro de muchos de estos problemas ambientales”, dijo Kass.

               Kass también dijo: “La Alimentación y la Agricultura son la única oportunidad real que tenemos para secuestrar suficiente Carbono en la escala que la Ciencia nos dice. Dentro del horizonte de tiempo que la Ciencia dice que tenemos. Y eso es realmente exclusivo de la Alimentación y la Agricultura. ”

Una verdad incómoda: La cúpula Demócrata no practica lo que predica.  ExChef de la Casa Blanca cómplice

               El alarmismo climático es parte activa del discurso del Partido Demócrata. El exVicepresidente Al Gore ha sido el principal difusor. No obstante, sus predicciones han fallado. El Polo Norte aun tiene nieve. El oso polar no se ha extinguido. Y Al Gore exige reducir la emisión de Carbono. Pero usa excesivamente una de las formas que más lo produce: La electricidad.

               Según el Centro Nacional de Investigación de Políticas Públicas, en un solo año, el aspirante a la Presidencia, utilizó suficiente energía eléctrica para abastecer a una familia promedio a lo largo de 21 años. Al Gore consumió 230.889 kilovatios-hora (kWh) en su residencia de Tennessee. Que incluye su casa, la piscina y la iluminación que abarca la distancia entre la casa y la puerta eléctrica de la entrada. Mientras la cifra promedio de consumo eléctrico de una familia típica es alrededor de 10.812 kWh por año, de acuerdo a la Administración de Información de Energía de los Estados Unidos.

               Es común que las Élites pregonen políticas restrictivas para las masas, mientras gozan de abundancia plena y contradicen sus propios postulados. Se evidenció en la Cumbre del Cambio Climático, donde incontables líderes mundiales arribaron en aviones privados altamente contaminantes. Se ve en la forma de vida de Gore y ahora en el hecho que una empresa que elabora alimentos sintéticos ostenta comida saludable y sostenible.

.

Comentario de esta Casa.  ExChef de la Casa Blanca cómplice

.

               A este pájaro le han dado la orden de hablar de lo de siempre. Y ha obedecido. Nada más.

.

               El primer engaño es su «Varios de los alimentos básicos desaparecerán en 30 años«. En modo alguno cuentan con 30 años de vida para la Humanidad, para «la plaga», para «el ganado», que somos nosotros, «los fracasados». De ninguna manera. Pero si hablan de «planes para 30» años nos confían. Quieren que pensemos que en 30 años la vida no cambiará demasiado. Sólo desaparecerán el café, el chocolate, el arroz y el vino. Nosotros, no. Y es lo contrario. En 30 años el Plan era eliminar unos 7.500 millones de personas. Y que sólo queden ellos y sus siervos. Más del 90% eliminados. Que no te engañen.

.

               El segundo engaño: «el causante de este escenario es el «cambio climático»«. Lo de siempre, echarle la culpa a algo que se han inventado ellos. Algo  que es inaprensible, intangible, intocable, invisible. Lo fabrican ellos, con sus escritos, con sus discursos, con sus sobornos. Y la hez de la sociedad, que se presta a seguirles. Porque como son lo peor del género humano, se unen con lo peor de las alturas. Los que se asemejan. Igual pasó con el virus non-nato. Nadie lo ha tenido bajo el microscopio. Sólo secuencias sacadas de bases de datos. Manejadas por impresentables.

.

               Otra forma de saber que el WEF está de por medio es que nunca faltan cierta palabras mágicas y propias de ellos. Como «sistemas alimentarios sostenibles «. «Sostenibles», «inclusivos», «resilientes» y majaderías parecidas. «La era digital», otra ficción que se han sacado de la manga. Para tratar de justificar un control absoluto. Como si lo que ya tenemos fuera mal, no funcionara. No funciona para ellos, para su diabólico Plan. Para su mentalidad genocida, predadora, tiránica. 

.

               Otro slogan de «Foro EcoCómico Mundial» es su fijación en la Alimentación del humano y en la Agricultura. No quieren la que tenemos, la que hemos tenido siempre. Ni les hables de la «dieta mediterránea». No quieren saber nada de ella. La ignoran. Todo lo que hay está mal. Y ellos viene a cambiarlo y a salvar el planeta. Son un hatajo de trafulcas cínicos e integrales. Nada más. Animados por ideas del siglo XVIII, de cuando nacieron sus Promotores. Ideas malthusianas, trasnochadas y rocambolesca, imposibles de aplicar dos siglos más tarde. Por eso están fracasando. No hay miedo al desenlace. Pero habrá que forzarlo. Promueven «cambios fundamentales en la Alimentación y la Agricultura«. Cambiar la carne por los insectos. Ya lo intentaron en USA. Fracaso absoluto.                     

               El falso «cambio climático» da para mucho. Hasta para recluir a todo el mundo en pequeños barrios de 15.000 vecinos y tenerlos allá dentro de por vida. Es lo que pretenden con su novedoso Plan de «Ciudades de cuarto de hora». Caminado a cuatro kilómetros por hora, en un cuarto de hora recorres mil metros. Un radio de mil metros. Ese es el barrio en el que podrás vivir, relacionarte, comprar y morir. Así salvarás al planeta. No necesitas coche. Sólo 100 días al año, con el permiso de tus Concejales. Y coche entre tres familias. Porque 365 enter 100 da 3 y pico. Para visitar a los parientes que no vivan en el barrio-cubículo. 

.

               ¿Quiénes son los Concejales de una Ciudad para limitar de ese modo, por su sola voluntad, el derecho, la libertad de movimiento, de sus conciudadanos? ¿Quiénes se han creído que son? Sólo a unos orates se les puede ocurrir semejante despropósito … [Orate: Persona que tiene trastornadas o perturbadas las facultades mentales]. Pero cuantas más locuras infantiles propongan, más rápida será su caída. Todo el mundo verá – hasta los «dormidos» – que deliran. 

.

               Tienen que acelerar sus planes esquizofrénicos. El tiempo se les acaba. Tienen que sacar toda las armas y ponerlas en funcionamiento. A ver si «a río revuelto, ganancia de pescadores». Pero su tiempo pasó, si es que alguna vez hubo uno …     

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.