Qué hacer ahora 22  

.

.

.

 

Qué hacer ahora 22  Qué hacer ahora 22

.

Qué hacer ahora 22

……….   Más de una vez hemos insistido aquí que somos optimistas, no catastrofistas. Que la audiencia que podamos tener no se va a basar en pintar panoramas dantescos, situaciones dramáticas o relatos derrotistas. Todo lo contrario. Pretendemos ser constructivos, útiles. Ése ha sido nuestro Norte desde un primer momento, allá por 2.002, cuando nació nuestra primera página Web, al mismo tiempo que un blog, ya fenecido, www.simonoperamagna.com

……….   Pero cuando se trata de describir el panorama del mundo si ese Plan criminal se pone en marcha, hay poco lugar para el optimismo y la confianza. El único consuelo tal vez sea que los lugares menos afectados, incluso nulamente afectados, serán los que vivan instalados en el Neolítico, o su equivalente, en la Europa de finales del siglo XVIII.

……….   Las sociedades que viven sin agua corriente, sin luz eléctrica, sin móviles, sin televisión, sin radio, que se autoabastezcan en el plano alimenticio, que cultiven sus propias plantas y maten a sus propios animales serán las mejor preparadas para resistir. A una sociedad así no le afectará el apagón universal.

……….   Una sociedad que no precise de la electricidad para subsistir. Lo que está por ver es el grado de comodidad de que disfruta esa sociedad. Tal vez por eso ésta sea el arma preferida por los desquiciados Promotores del Plan genocida. Retrasaría de un plumazo la sociedad del siglo XXI a 170 años atrás.

……….   Y, si las condiciones se mantuvieran, si los políticos vendidos fingieran querer arreglar los desperfectos causados y no lograrlo/no conseguirlo – “por las dificultades de la situación” – alcanzarían su objetivo criminal. Tanto Occidente como Oriente quedarían de golpe instalados de forma continua en las cavernas. Volveríamos a tener que depender de la caza y la recolección para subsistir. La vida en las ciudades se haría imposible, porque no llegarían allá suministros de ningún tipo. Y en el cemento no crecen plantas.

……….   Pero no adelantemos acontecimientos. Tratemos de describir los pasos que tendrían que darse antes de llegar a las cavernas. Todo ello, no se olvide, por culpa de las mentes que han convocado el por ellos llamado Cyberg Polygone.

……….   Con la complicidad imprescindible de quienes han puesto a su disposición satélites, instalaciones militares, aparatos electromagnéticos de alta tecnología y personal cualificado para manejar tales instrumentos. A los que siempre – nosotros y nuestros descendientes – guardaremos en nuestro corazón. Y cuyo recuerdo sea maldito.

……….   La vida, desde los inicios del siglo XX, ha dependido de la electricidad. Su disposición en todos los hogares ha facilitado la vida y ha aumentado la comodidad de la misma. Lo que antes se hacía a mano, ahora lo hacen máquinas movida por la electricidad.

……….   Aún recuerdo la primera lavadora de nuestra casa, yo con 15 años. Lavaba la ropa, pero no desaguaba. Era mi trabajo cada día que se lavaba, con un tubo de goma que tenía en el fondo.

……….   Privarnos de electricidad es dificultarnos la vida de manera tremenda e infame. Pero abramos los ojos. Ese es el objetivo de todo lo que está pasando. Dificultarnos la vida, ponernos obstáculos, eliminar los ratos de esparcimiento, de disfrute. Suprimir las fiestas locales es una manera. Restringir los horarios de Restaurantes, Bares y Cafeterías, otra. Un bicho que no ha sido aislado ni secuenciado es sólo la excusa, la coartada, el origen del miedo.

……….   Pero volviendo a la ausencia provocada de corriente eléctrica en nuestros hogares y en toda la ciudad, ello traerá consecuencias paulatinas y cada vez más serias. Hoy he sabido que nuestra Fábrica local de automóviles tiene ya problemas para conseguir  microchips que se necesitan en el montaje. Fallarán los componentes industriales. Y habrá primero dificultad, luego imposibilidad de suministrar a todo el mundo a la vez.

……….   Sin electricidad, fallarán las bombas que suben el agua a las casas. No habrá agua potable. No habrá frigorífico donde guardar la comida perecedera. Cocinar la comida se volverá un problema. Ganarán prioridad las conservas y los alimentaos desecados. De noche no habrá luz. Se solventará siguiendo el horario del Sol, o, como se decía antes, acostándose con las gallinas.

……….   Cuando gastemos el combustible que había en el depósito, no tendremos vehículo a nuestra disposición. A las gasolineras no les funcionarán las bombas elevadoras del combustible desde sus depósitos subterráneos.  A las que coloquen bombas manuales, fallará el suministro de combustible por falta de piezas para los camiones o finalmente de combustible, al interrumpirse los suministros.

……….   Lo mismo pasará con los artículos de los Supermercados. Se agotarán las existencias cuando todo el mundo quiera comprar a la vez. Llegará un momento en que no será posible comprar en sitio alguno. Los más desesperados recurrirán a medios violentos para proveerse de lo necesario. Aparecerá el vandalismo y la paz social se turbará. La policía no será capaz de mantener el orden en todas las ciudades.

……….   A partir de aquí y según lo que dure el apagón, continúe el relato el lector.

……….   El problema puede acrecentarse porque quienes deben poner remedio, las autoridades locales y nacionales están con el Plan maldito, son sus cómplices. La solución, el arreglo, ha de venir de su mano.  

……….   Claro que las familias de todos ellos estarán también sufriendo las carencias generales. Y por ello tendrán un aliciente para querer de verdad arreglar el desastre que han causado sus Jefes. Además, habrá una competencia entre los Ayuntamientos por solucionar las carencias de sus respectivos municipios. Por lo que es de esperar que al perjuicio originado por los grandes no se una el mismo criterio por parte de los pequeños.

……….   Sea como fuere, si el plan de los asesinos en serie se lleva a cabo, nos esperan días y semanas muy amargas. Inmersos en la oscuridad y la carencia de lo más fundamental, sin comunicaciones con nadie, sin noticias, sin salir de casa, tendremos pocas posibilidades de hacer nada por mejorar nuestra situación. Por ello es preciso hacer lo que haga falta para que no puedan llevar su Plan a efecto. O lo vamos a pasar muy mal. Todos.

.

.

.

A Qué hacer ahora 22  Qué hacer ahora 22  Qué hacer ahora 22  Qué hacer ahora 22 

B Qué hacer ahora 22  Qué hacer ahora 22  Qué hacer ahora 22  Qué hacer ahora 22 

C Qué hacer ahora 22