Un sitio con informaciones útiles

Australia y la identificación digital

Australia y la identificación digital

.

.

.

Australia y la identificación digital
Surgen preocupaciones sobre la privacidad a medida que el Gobierno australiano avanza hacia la implementación de la identificación digital.  Australia y la identificación digital

Por LifeSiteNews

Visto en: Trikooba

                Australia aún no está en el punto de tener un sistema de crédito social al estilo chino, pero claramente existe el apetito por un mayor control de la ciudadanía.

                El año pasado, un artículo en el Canal de noticias australiano 9 News, que obviamente fue plantado por los medios de propaganda del Gobierno, sugirió que en el futuro, la capacidad de realizar viajes o compras internacionales podría depender de tener pruebas de haberse vacunado contra el COVID.

                El presentador leyó esto del teleprompter: “La vacunación contra el COVID podría convertirse en nuestro boleto para viajes internacionales. Y, posiblemente, determinar dónde puede comprar o comer. Entonces, ¿cómo prueba que lo ha tenido?

                Después del colapso total de cualquier cosa que se parezca al periodismo desinteresado en Australia, nunca se debe confiar en nada de lo que digan los principales medios. Así que esta predicción tal vez debería tomarse con pinzas. También está el uso especulativo de la palabra “podría”. Un truco que usan los periodistas para asustar a la gente.

                Pero el hecho de que se transmitiera la historia deja en claro que el Gobierno federal está presionando para vincular el estado de vacunación de un individuo y otras áreas de identificación digital. A través de lo que se llama el sistema MyGov. Una plataforma digital que el Gobierno federal usa para comunicarse con ciudadanos sobre la Seguridad Social y otras funciones.

                El Ministro de Servicios Gubernamentales, Stuart Robert, afirmó sin problemas que la identificación digital sería la «forma más segura y fácil de acceder a MyGov». Aparte del hecho obvio de que no hay razón para que los Australianos confíen en nada de lo que dice el Gobierno en este momento, su afirmación es demostrablemente falsa. 

                En los últimos meses se han producido dos importantes hackeos de identidad digital en Australia: Uno con la empresa de telecomunicaciones Optus y otro con el Proveedor de Atención Médica privada del Gobierno, Medibank .

                El Gobierno también está presionando para que las identificaciones digitales sean el medio para acceder a los servicios financieros. Jane Hume, Ministra de Servicios financieros y Economía digital, dijo que es la forma de obtener una “interacción rápida y simple con un Servicio gubernamental”.

                La velocidad y la simplicidad nunca deben ser el único criterio. Lo que se ha demostrado brutalmente en los últimos tres años es que una consideración mucho más importante es ¿cuánto poder le dan estas iniciativas digitales al Gobierno? Ahora que han demostrado que no reconocen ningún límite en el poder que se arrogan, darles más oportunidades para imponer controles debe ser visto con el máximo escepticismo, si no resistido por completo.

                Después de tres años en los que las burocracias gubernamentales y los políticos se han vuelto locos, este impulso de la identificación digital parece sospechosamente el siguiente paso en su imposición de la tiranía. En particular, tiene implicaciones para la privacidad.

                Una de las muchas preguntas importantes que los llamados periodistas de Australia no se han hecho es: «¿Cuál es el estado de la Ley Federal de Privacidad?» Este estatuto penal, que puede atraer una sentencia de cárcel de cinco años, establece “situaciones de Salud permitidas en relación con la recopilación, uso o divulgación de información de Salud”.

                Existen esencialmente dos situaciones de este tipo: Cuando la información es necesaria para brindar un servicio de Salud a un paciente. O cuando es necesaria para actividades de investigación, como la recopilación de estadísticas o la recopilación de información genética.

                La intención de la Ley es claramente mantener controles estrictos sobre la confidencialidad médica. Entonces, ¿cuáles son las implicaciones cuando, durante la mayor parte de 2.021, los lugares de trabajo, otros lugares, Restaurantes y Cafés de todo el país exigieron, después de haber sido amenazados con multas masivas, conocer el estado de Salud de una persona? Ello al hacer que los Pasaportes de vacunas fueran una condición para ingresar. ¿Es la Ley de Privacidad una Ley que sólo se aplica algunas veces? En cuyo caso, no es una Ley en absoluto, por supuesto.

                Es el tratamiento de la privacidad lo que hace que los movimientos del Gobierno para ampliar los Pasaportes de vacunas a través del sistema MyGov sean tan siniestros. Como mínimo, muestra que tienen poco interés en restaurar las protecciones de la privacidad. También es muy claro que no tienen ningún respeto por la confidencialidad de la relación Médico-paciente.

                Es probable que los Médicos que cuestionan las vacunas se encuentren buscando una carrera alternativa. La Sociedad de Protección de Indemnización Médica advierte a los Profesionales de la Salud que están obligados a garantizar que sus puntos de vista sean coherentes con los mensajes de Salud pública.

                La Sociedad sin embargo ofrece este asombroso consejo:

                “Las opiniones expresadas que pueden ser consistentes con el material basado en evidencia, pueden no ser necesariamente consistentes con los mensajes de Salud pública”. Demasiado para seguir la Ciencia.

                Solo dos millones de australianos tienen una identificación digital en este momento. Pero el Gobierno está buscando utilizar el «aumento» de las vacunas para que sea universal. Como han predicho muchos comentaristas, una vez que los Gobiernos obtienen nuevos poderes, rara vez, si es que lo hacen alguna vez, los renuncian.

                Australia aún no está en el punto de tener un sistema de crédito social al estilo chino. Pero claramente existe el apetito por un mayor control de la ciudadanía. Nuestros sonrientes políticos nos dirán que todo es “rápido, simple, seguro y fácil”. Es de esperar que los australianos empiecen a comprender poco a poco lo peligrosas que son esas insípidas garantías.

.

Comentario de esta Casa.  Australia y la identificación digital

.

                Desde luego que Australia no es un pais al que apetezca irse a vivir. El Gobierno que lo dirige apesta a Foro Económico Mundial. Con las connotaciones que ello supone.

.

                Toda la clave de las identificacines digitales,  de los Pasaportes digitales, de la era digital, son por una razón muy sencilla: Los partidarios de un solo Gobierno mundial, dirigido por ellos, los del Club de Davos, los del Foro Económico Mundial, necesitan un solo asunto: Que todos los individuos usen su móvil inteligente para hacer todas las operaciones de la vida diaria. Para identificarse, para comprar, para sacar dinero del Banco, para pedir cita para el Médico de cabecera o el especiailsta, para ir al cine, o a comer a un sitio y pagar con su móvil Smart, para ver la televisión, para toda actividad. Todos esso datos estarán en una gigantesca base de datos. Y el propietario de esa base de datos tiene controlado el mundo.

.

                Pero el control principal es el control del dinero de los ciudadanos. Y para eso se inventan el «dinero programable del Banco Central» de cada país. En nuestro caso, el «dinero digital programable» del Banco de España.

.

                Para que ese tema pase desapercibido, se propone el cambio a digital de la mayor parte de las actividaes cotidianas. La cita con el Médico, el historial médico, el estado de salud … Asi si eres de USA y estás de vacaciones en España, país menos adelantado que USA, al Hospital que vayas tendrán en el acto información de todas tus enfermedades, problemas y soluciones que se han adoptado para ti. Y eso te ayudará.

.

                Con arguentos como este logran convencerte de que te hagas un Pasaporte médico digital. Y en él vendrá tu estado de vacunación. Puede no verse claro que esos datos, recogidos en una ficha, o Pasaporte médico, puedan ser un problema para el ciudadano. Pero si el Gobierno dicta un Decreto que el que no tenga la «inyeccion salvadora» puesta, o renovada, o por cuadruplicado, no puede viajar en avión, o en tren, o en barco … el ciudadano queda cogido en una trampa. Trampa que no se imaginaba cuando accedió a tener su historial médico en su móvil.

.

                Y esto no es nada en comparación con el TIMO del dinero digital. Para no repetirnos, remitimos al lector a este artículo: «La versión UE del euro digital«.

.

                Es un Timo a escala mundial. Por el que se estafa a toda la Humanidad. Si toda la Humanidad occidental es lo suficientemente estúpida, cegata, inconciente y corta mentalmente como para pasar la titularidad de todo su dinero al Banco de España, en el caso de España. Y luego confiar en que el Gobierno, que rige el Banco de España, le devuelva lo que ella quiera, cuando ella quiera, sin imponerle condición alguna … es que aún está en la edad de hacer la Primera Comunión. De ahí no pasó.

.

¿Para que piensa el insulso ciudadano que pone el Gobierno tanto empeño en que adopte el dinero digital (programable) del Banco de España?

¿Por qué cree que el Gobierno le oculta que ese dinero va a ser «programable» en el futuro, cuando casi todo el mundo lo tenga así?    

Lo que el Gobierno de Australia está haciendo es preparando el campo para que más tarde aterrice allí el dinero digital.

«Porque si en nuestro Hermoso País ya casi todo lo cotidiano es digital, ¿por qué no puede serlo el dinero?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.