Qué hacer ahora 6

.

……….   El problema añadido es que nadie nos dice lo que en realidad está pasando.  Por necesidades del guión, todo se achaca a cierto bicho minúsculo que flota en el ambiente y que podemos portar todos. Y con ello todos somos sospechosos de ser enemigos de todos. Es lo que se pretende, estropear la vida a la población.

……….   Ya hemos dicho reiteradamente que ese bicho no existe. Su descubridor es una felón, un trafulca compulsivo, que está ya denunciado en Alemania por crímenes contra la Humanidad y a la espera de juicio.

Hondas a la carta.    Qué hacer ahora 6

……….   Como lo primero que te hacen un cualquier Centro de Salud, si allí acudes, es hacerte una prueba de las narices – diseñada por el mismo trafulca compulsivo – las personas evitan someterse a la lotería de que te hagan una prueba que no se sabe qué da, ni qué porcentaje de “falsos Positivos” van a decidir que dé quienes la hacen, sin más que aumentar o disminuir el número de ciclos que imprimen a tu muestra.

……….   ¿Que la consigna de los políticos corruptos es que haya pocos “Contagiados”? Bajan los ciclos y lo hacen con 25. Y bajan de forma drástica los “Contagiados”. ¿Qué les interesa a los políticos del lugar que aumenten los falsos “Contagios” y volver a declarar cuarentenas y cierres de negocios? Muy sencillo, suben los ciclos de la máquina de manipular los hisopos a 60 ciclos y el 90% de las pruebas darán positivo. Como sólo dan el número de “Positivos”= “Contagiados” … nadie sabrá qué porcentaje de las pruebas son supuestos “Contagiados” o “Positivos”.

……….   Y así funciona, a gusto del Presidente de la Comunidad Autónoma o de la nación. Y así pueden crear olas y rebrotes “a la carta”. Y siembran el miedo entre la población. Siempre cabe el recurso de adjudicar el repunte a una nueva Variante, Congoleña, Africana, Brasileira o Penrnambuqueña.

Variantes imaginarias.    Qué hacer ahora 6

……….   La pregunta es: Si no se ha aislado, ni secuenciado el bicho original, ¿cómo pueden aparecer Variantes reales, físicas, de algo que nadie sabe cómo es, ni ha visto, ni ha tenido en un tubo de ensayo nunca? Porque todo es mentira, todo es un inmenso fraude, promovido por miles de personas corruptas y asesinas. Y creído sumisamente por miles de millones de personas cándidas, que no saben lo que pasa en realidad.

……….   Pero aquí tratamos de que el lector al menos sepa qué le está pasando o qué le ha pasado cuando le dijeron que estaba “Contagiado”. Vamos a establecer una secuencia tipo, una sucesión de hechos que se dan en las personas que caen “Contagiadas”.

Qué hacer ahora 6

……….   Hasta el momento en que tiene lugar la primera agresión importante a nuestro organismo, estamos sanos.

……….   Tiene lugar esa agresión, que deja una huella importante, que no pasa desapercibida, que nos provoca una dolencia clara y con huellas. Nos puede parecer que la superamos y que no ha pasado nada, pero sí ha pasado. Aunque nos demos cuenta de ello años después.

……….   Ahora, desde Febrero de 2.020, las antonias para móviles se excitan a mayor intensidad que siempre lo estaban. Y en estas condiciones excesivas suponen una agresión a todos los organismos. Pero unos están sanos y se amoldan a las nuevas condiciones. Y otros no.

……….   Según sea el aparato dañado o débil que tengamos, ese aparato resultará afectado. La agresión de las antonias será tanto más seria cuanto más tiempo y más cerca estemos de ellas.

……….   5º Como no sabemos dónde está nuestro enemigo, el causante del mal, no cambiamos nuestros hábitos y paseamos cerca de ellas el tiempo habitual, cuando no estaban excitadas por encima de lo normal. Pero ahora lo están y provocan más daño que antes.

De torres y aparatos debilitados.  Qué hacer ahora 6

……….   Las cercanías de Residencias de mayores han sido el lugar elegido por multitud de Empresa de móviles para instalar potentes antonias enfocadas a ellas. Sus residentes pasan todo el día sometidos a las hondas nocivas.

……….    Las personas en sus casas hacen su vida habitual y los hipersensibles a las radiaciones (personas con algún aparato debilitado) empiezan a sentir los efectos y a enfermar del aparato debilitado. Por aplicárselas una cuarentena o por imposibilidad de hacer su vida normal, se quedan recluidas en sus casas. Se las diagnostica la enfermedad del bicho. Se recuperan. Y dicen haber pasado la epidemia. En realidad, han sido afectadas por unas radiaciones no muy fuertes y, al quedarse en casa durante diez o catorce días, su organismo las ha superado. Y dicen haber pasado “una mala gripe”.

……….   Otros tienen peor suerte, o tienen varios aparatos dañados en su organismo, y sucumben a una agresión múltiple. Y también mueren “por el patógeno”. El mito del patógeno – inventado por un indeseable – sirve de cobertura perfecta para todo, para los poco afectados y para los muy afectados.

……….    Esta es una de las armas puestas a punto para acabar poco a poco con los sobrantes. Otra son las inyecciones. Y otra los tres más dos generales.

……….   10º Las inoculaciones serán de efecto relativamente rápido, tan rápido como los inyectados entren en contacto con otro bicho similar, según teorías enunciadas. Las nuevas torres diseminadas por todo el planeta son el arma final, lenta pero segura. Siempre que la población no sea capaz de reaccionar de manera legal o fáctica a tantos asesinatos y crímenes eugenésicos sin ninguna justificación.

La débil arma número uno.  Qué hacer ahora 6

……….   Esta es el arma número uno. La combinación de un invento, supuestamente científico, una epidemia que abarca todo el mundo, y las hondas efecto magníficas, que se conoce desde hace decenios que perjudican la salud del ser humano. Pero el efecto de esta primera arma eugenésica es limitado.

……….   Eso ha desilusionado a los promotores. Sólo mata a los que están muy disminuidos en sus capacidades físicas, a quienes están al borde del colapso final, a los mayores de 80 años. Cuando ya se llevan 12 meses de aplicar esta primera arma por todo nuestro país, sólo han muerto en España 45.000 personas. Y eso dando por buenas las cifras oficiales …

.

.

.