Qué hacer ahora 38

.

.

.

……….   Para situarnos en el momento presente y ser conscientes de las dificultades que hay, debemos ser mitad científicos y mitad detectives. Aquí procuramos no hacer caso a todo lo que circula, para evitar caer en fakes ajenos. Por eso no editamos todas las crónicas que nos llegan de los Corresponsales. Rogamos comprensión.

Qué hacer ahora 38

                   Ni con murallas así nos defenderíamos …

……….   Es nuestra manera de ser científicos, además de hacer caso a los científicos con “curriculum” de honestos. Ha habido ya muchos meses para descubrir qué científicos son honestos y cuáles otros son oportunistas, vendidos. Ni nos acordamos de los nombres de estos últimos … No merece la pena.

……….   Y conviene adivinar de los resquicios de noticias que recibimos de la parte contraria, las implicaciones que esos indicios puedan tener-  y quizás vayan a tener – para nosotros.

……….   Eso nos lleva a tratar de lo que parece ser que aportan las “inyecciones salvadoras”. Hay una base de informaciones procedentes de científicos honestos. Pero ellos hablan para científicos y son muy cautos y suaves al decir lo que saben, parte, lo más evidente, de lo que saben.

……….   Afortunadamente, hay otras informaciones reales, que sabemos por allegados, con nombres y apellidos. Y uniendo todo lo relativo a las inyecciones que nos quieren meter por las narices, llegamos  a la conclusión de que estas punciones contienen productos peligrosos que actúan contra el organismo. Dado que no todos los organismos son iguales, producen efectos adversos variados en el tiempo y en la importancia del daño que causan.

……….   Aquí distinguimos tres momentos en que el producto inoculado actúa, en orden creciente de agresividad: En las 24-48 horas del pinchazo. Entre los 10 y los 20 días del mismo. Y cuando ese organismo, cuajado de las partículas introducidas, entre en contacto con un patógeno «coronado», tipo gripe, por ejemplo. De modo que el tiempo es un factor.

……….   El otro factor es el estado del sistema inmunológico del receptor del producto. A mayor debilidad del mismo, mayor influencia nefasta van a tener los productos recibidos.

……….   Todo sucede como si hubiera personas al borde del colapso que, al recibir la punción maligna, alguna parte de su organismo no puede soportarla y estalla. Se han dado casos. Muy pocos. Y es que a la recepción, los productos inoculados se mantienen en la zona agujereada. No se diseminan por el organismo. Se quedan donde los dejaron aterrizar en paracaídas.

Efecto inmediato.    Qué hacer ahora 38

……….   Y sin embargo, eso a los muy débiles los pueden dejar fuera de combate. A otros sólo les provocan reacciones leves, algo de fiebre, molestia, inflamación local … Es una especie de advertencia: “Sólo con conquistar la playa del desembarco, ya te sacudimos levemente la totalidad. Espérate a que te invadamos por entero …” dicen las pequeñas bestezuelas.

……….   Se produce luego la invasión de todo el país. Afirman científicos de confianza que esa invasión a través de la sangre, por la que van a circular ampliamente los productos desconocidos, tarda aproximadamente una semana o poco más en completarse. Cuando queda invadido y saturado de los productos inoculados el aparato debilitado, el aparato crítico del sujeto, tienen éstos su  segunda oportunidad.

……….   Como consecuencia de hechos adversos sucedidos con anterioridad, el sujeto del que hablamos tiene un aparato – sea el digestivo, el circulatorio, el urinario, el nervioso central, u otro cualquiera – en condiciones penosas, muy débiles.

Efecto en el primer mes.  Qué hacer ahora 38

……….   Si las partículas inyectadas han llegado a ese aparato, lo atacan, lo trastornan, lo vuelven loco. Y deja de funcionar con normalidad. Llega la crisis de los 10-20 días.

……….   Esta alteración es mucho más grave que la primera, porque tiene lugar en un órgano debilitado. La clave de qué efectos va a tener la tiene el paciente, su debilidad previa. Y el aparato afectado. En ocasiones es fatal.

……….   Los profesionales que le atiendan asegurarán a sus familiares y al interesado esto: 

……….   “Lo que le sucede ¡¡¡nada tiene que ver con la inyección de hace ya diez días!!! La reacción ya la tuvo al día siguiente, unas décimas, una pequeña molestia, nada importante. ¡¡¡Esa fue la reacción!!! Esto de ahora es otra cosa … No sabemos bien qué pueda ser, habrá que estudiarlo … Sin duda algo mal que el paciente tenía por dentro. Nada que ver con la inyección, eso desde luego …”

……….   Es el mundo en el que vivimos desde hace unos meses. Hay ocultación de lo que no interesa , eso es obvio.

……….   Pero la cantidad de personas inyectadas que sufren efectos serios a los 10-20 días sigue siendo muy pequeña, “insignificante” en comparación con los millones de receptores de la inyección.

……….   Eso permite decir a los “Reguladores” que el balance sigue siendo favorable al pinchazo. Y que siga la fiesta. La mayoría de los perforados viven tan tranquilos, pensando que ya están libres de todo peligro. Y además, inmunizados.

……….   No saben que todos los efectos colaterales habidos en el primer mes de la inyección no son ni siquiera la punta del iceberg. Ni la centésima parte del volumen oculto, de lo que está por llegar.

Efecto en el primer invierno.    Qué hacer ahora 38

……….   El efecto calculado, la reacción objetivo, la diana de todo el montaje, va a tener lugar – según afirman científicos de prestigio y honradez demostrados – cuando el invadido entre en contacto con un patógeno de similares características a la inoculación realizada, patógenos coronados. Entonces van a venir “las madres mías” …

……….   Entonces se producirá lo que los investigadores con conciencia definen como “amplificación dependiente de anticuerpos”. Con todo el organismo invadido por las toxinas extrañas, listas a producir en todos los órganos anticuerpos contra todo patógeno coronado, cuando ese contacto se dé, la reacción va a ser tumultuosa.

……….   El sistema inmunológico enloquecerá. Y el paciente podría decirse que hervirá por dentro. Con consecuencias que se adivinan fatales. No se saben de manera científica porque los componentes inoculados siguen siendo secretos. Como hay patentes de por medio …

……….   Pero no acabarán ahí nuestros problemas … Si sólo fuera eso … Otro factor adverso podría añadirse al problema sanitario, un problema de suministros: Quedarnos sin luz, sin agua, sin comida, sin teléfono y sin Hospitales …

.

.

.

Qué hacer ahora 38  Qué hacer ahora 38  Qué hacer ahora 38  Qué hacer ahora 38  Qué hacer ahora 38 

Qué hacer ahora 38 Qué hacer ahora 38  Qué hacer ahora 38  Qué hacer ahora 38  Qué hacer ahora 38