Qué hacer ahora 32

.

.

.

 

Qué hacer ahora 32  Qué hacer ahora 32

.

Qué hacer ahora 32

                                El mundo que podemos perder

……….   Resumo ahora las lecciones sacadas de mis visitas a unos Colegios públicos y no públicos de mi Ciudad, a dos Parques con restaurantes y a alguna Residencia de mayores. Es continuación del artículo anterior, “Qué hacer ahora 31” y de los allí citados.

……….   La colocación de las antonias y de los nuevos módulos instalados en el último año, que obedecen a una nomenclatura de dos más tres generales, no es sólo la necesaria para suministrar cobertura a los móviles de los usuarios. Para pensar que ése es el único motivo de su localización hay que estar comprado por la Empresas que las instalan, o tener las meninges atrofiadas y del tamaño de las de un mosquito. Si se utilizan con normalidad los dones que nos dio la Naturaleza, la conclusión obligatoria es que hay otra motivaciones.

……….   Todo el que trata de manera profesional con estas hondas sabe que causan daño al organismo humano. La cuantía de ese daño no está definitivamente establecido; se presta a interpretaciones, a versiones, a visiones. Pero siempre con la base de que causan daños.

Que este daño llegue:    Qué hacer ahora 32

……….   A encerrar al niño en su mundo e incapacitarlo para un contacto normal con los demás, incluso con sus padres,

……….   que causen otros trastornos neurológicos en los niños,

……….   o que causen melanomas, papilomas y demás excrecencias acabadas en “oma”,

……….   que causen cruces de los cables cerebrales que dejan sin movimiento medio cuerpo del cruzado,

……….   u otros trastornos cerebrales

……….   o cardiológicos con nombres complicados,

depende del firmante del Informe. Los hay que aseguran que son inocuos para la salud.

……….   Pero nuestras visitas medidas a varios lugares con Centros de mayores, Colegios públicos y privados, Parques con restaurantes e hileras de chalets de alto standing dan una visión que calificaríamos de muy clara. Los datos fuente están en los artículos citados. Aquí resumimos las Conclusiones a las que modestamente hemos llegado.

Da la fuerte impresión   Qué hacer ahora 32

……….   de que los Utilizadores, Montadores e Instaladores de las antonias y utensilios menores instalados en los 12 meses últimos saben perfectamente la labor perjudicial que causan sus instalaciones. Y  las colocan cerca de lugares donde acuden en tropel cierto tipo de personas. Y allá las ponen a toda potencia, o suficientemente cerca como para que su perjuicio se deje sentir con fuerza.

……….   Las personas objetivo de las antonias y aparatos más pequeños y más modernos apuntan a tres tipos de colectivos: Personas débiles por la edad, Colegios públicos donde cursan sus estudios hijos de familias no adineradas y lugares de esparcimiento donde acuden y permanecen por cierto tiempo personas de la clase media y baja, con niveles económicos no elevados.

……….   Da la impresión de que la mente que dirige – desde muy lejos tal vez – la colocación de los elementos repetidores no sólo buscan cubrir el territorio, sino que se esfuerzan por colocarlas cerca de lugares donde permanecen por largo tiempo:

……….   Personas débiles.     Qué hacer ahora 32

……….   Niños y jóvenes de familias más bien humildes.

……….   Y en lugares de esparcimiento donde acuden los padre de esos niños y jóvenes.

……….   Y, por el contrario, evitan dañar con sus hondas “inofensivas” las viviendas de personas de nivel acomodado.

……….   Es como si la filosofía que guiara la colocación de repetidores dañinos fuera del tipo: “Ésos desgraciados no se merecen nada, ni siquiera vivir … No son dignos del aire que respiran. Ni de los bienes de la Naturaleza que consumen mientras viven. Mantenerlos con vida es un auténtico derroche que no tiene ningún sentido. Y eso hay que cortarlo, ¡¡¡ya!!!” Y ellos se encargan de esto último.

……….   Tiene sentido preguntarse quiénes están detrás de este criminal comportamiento. Quienes están buscando la degradación de la vida de millones de personas a lo largo y ancho del planeta. Porque los efectos perjudiciales son acumulables.

Y si la mayoría de ciudadanos no nota nada al principio,      Qué hacer ahora 32

……….   durante los primeros años de agresión, hay Estudios a medio y largo plazo – hechos por titulados honestos – que refieren que

tras cinco o diez años de exposición continuada

– las enfermedades serias aparecen con intensidad suficiente como para interrumpir la vida normal, laboral, profesional, de ese sujeto agredido durante tales períodos.

……….   De forma que se debe poner remedio antes de que el porcentaje de personas sensibles a las hondas efecto magníficas suban del escaso porcentaje que tienen hoy en día. Y el autor de estas líneas conoce bien el terreno, no habla de oídas. Y sabe lo difícil, desagradable y penoso que es no vivir tranquilo ni en tu propia casa. Invadida, en mayor o menor grado, por las hondas citadas.

……….   Trataremos ahora de indagar sobre la identidad de los responsables últimos de estas medidas. Medidas que se aplican de manera selectiva, despiadada, inmisericorde, despótica y anónima sobre todo el planeta, parece ser. Muchos de ellos son ya conocidos por el gran público.

Una inmensa mayoría         Qué hacer ahora 32

……….   de quienes han oído hablar de ellos creen aún la versión “light” que dan los medios mayoritarios. 6 Y creen que son personas famosas que salen por televisión, filántropos que procuran ayudar a la Humanidad a vivir mejor, Presidentes de Instituciones Mundiales de primera línea, personas famosas por su situación en las primeras filas de la sociedad, etc.

……….   Quienes se interesan por conocer el fondo de las cosas,

……….   los que ejercitan su capacidad de crítica,

……….   aquellos que han forjado su propio criterio

……….   y no hacen caso al “qué dirán”,

……….   esos saben que los tales están muy lejos de ser la imagen que quieren crear de cara a los inocentes. Saben que son lo peor de lo peor.

De hecho, no tiene ninguna autoridad para hacer lo que hacen.       Qué hacer ahora 32

……….    Por eso disimulan y fingen hacer lo contrario, favorecer a la Humanidad. Tienen que actuar a escondidas, fingiendo ser personas respetables, para poder  seguir actuando de manera solapada.

……….   Pero sus actuaciones no resisten un análisis profesional. De ahí que Investigadores independientes, que han dedicado mucho tiempo a rastrear el trabajo real de estas personas, hayan publicado libros con las mil fechorías  que están cometiendo en contra de la Humanidad.

……….   Continuará.  

Qué hacer ahora 32   Qué hacer ahora 32  Qué hacer ahora 32   Qué hacer ahora 32   Qué hacer ahora 32  Qué hacer ahora 32   Qué hacer ahora 32   Qué hacer ahora 32