Qué hacer ahora 3

.

.

.

 

Arriba y abajo  Qué hacer ahora 3

No nos fijemos sólo en nosotros. Esto que hacemos, ver cómo defendernos de los ataques que recibimos, supone fijarnos y trabajar al nivel del pueblo. Y ahí es muy difícil observar triunfos. Ahí sufrimos más derrotas que victorias. Conviene fijarse en las alturas. Porque ello nos va a dar una visión mucho más cercana y real de cómo va la guerra.

Y por arriba hay noticias esperanzadoras. Conforme pasan las semanas, se están dando deserciones. Esto es un indicio muy esclarecedor. Los más inteligentes de entre los de arriba están dimitiendo y alejándose de los puestos de responsabilidad que tenían.

Qué hacer ahora 3

                   Murallas de Fuenterrabía-Hondarribia

Cuándo darse cuenta  Qué hacer ahora 3

Antes de citar nombres, enfoquemos la mirada hacia cómo puede uno darse cuenta de que equivocó la elección. Había algunas personas a las que les interesaba la geopolítica y seguían los grandes temas mundiales. Ésos supieron desde Marzo de 2.020  que la “epidemia” era una falsa epidemia. Pero eran una exigua minoría. El que esto escribe no pertenecía a esa minoría. Y en los primeros meses me creí la versión oficial. Eso duró desde mediados de Marzo hasta mediados de Junio.

Llevaba un gráfico con el control de la situación y gracias a él vi claramente que la segunda ola era una ficción. La televisión y los periódicos decían que aumentaban los “Contagiados”, pero eso era falso. Aumentaban los “Positivos” al test, pero las Defunciones seguían a cero. Los Contagiados ya no los diagnosticaba un Médico, sino un test. Y fue fácil encontrar que el test era falso, un truco. Ese divorcio fue para mí la clave. Porque que uno estaba Contagiado no lo decidían ya los Médicos, sino un test.

Si no hubiera llevado ese gráfico, hubiera tardado más en percatarme. Pero para finales de 2.020 todo el que se haya interesado en averiguar qué había en el fondo, podía haberse enterado. No se enteró quien no quiso averiguar lo que sucedía.

Los listillos, tarde  Qué hacer ahora 3

Esto sirve para captar la realidad de quienes se enteran en Mayo de 2.021. Y han sido personas con responsabilidades en la marcha de la nación, o de su Comunidad Autónoma. Una persona del pueblo, un agricultor, un autónomo, un trabajador por cuenta ajena … puede no sentir deseos de conocer el fondo de la situación que vive. Puede entenderse con más facilidad que no se entere de lo que pasa.

Pero el Portavoz de los Mandatarios Supremos, un Vice- Presidente del Gobierno, un Ministro, un alto cargo de un Ministerio … resulta incomprensible que ignore todo hasta Mayo de 2.021.

Era perfectamente consciente del papel que estaba jugando. Se había subido al carro, porque le convenía la posición que con ello mantenía o alcanzaba. Si ahora se baja del carro es porque ha visto que está en el bando que va a perder esta guerra. Y se aleja de puestos de mando. Pretende que al menos de hoy en adelante no le puedan incriminar por sus acciones futuras. De las pasadas ya procurará exculparse como mejor pueda, llegado el momento. Pero que no le añadan nuevas acciones punibles.

En la relación anterior de “arrepentidos” hemos seguido un orden jerárquico. En lo que sigue mantendremos un orden cronológico.

Y el primero fue cierto Ministro venido de Cataluña para regir el Ministerio de Sanidad. Sus siglas, S.I. Y en cuanto supo que iba a haber elecciones catalanas, decidió quitarse del medio y optar a las elecciones catalanas.

Y allá se fue, convencido de que en Cataluña siempre estaría en la oposición. Pero eso no le importaba, al contrario. Lo que quería era no gobernar. Se libraría así de seguir contribuyendo al fraude que sabía que estaba dándose y en el que estaba colaborando muy activamente.

El segundo en saltar del barco fue un Vice-Presidente del Gobierno. Sus siglas P.I. Aprovechó las elecciones a la Comunidad de Madrid. Y se postuló como candidato, advirtiendo que si no sacaba plaza en el Parlamento de Madrid se retiraba de la política. Pero sacó la plaza. Y a pesar de ello – delatando cuál era la razón de su “espantada” – anunció que dejaba la política. 

Lista de listillos  Qué hacer ahora 3

Cronológicamente, nos enteramos de la noche a la mañana de que el Portavoz  más locuaz de los Mandatarios Supremos se divorcia de su esposa. Es propietario de bienes que están valorados en 137.000 millones de dólares. Y es posible que su fortuna se divida en dos mitades, una para él y otra para su esposa. Aunque su hoy esposa era en tiempos sólo secretaria de una de sus muchas Empresas, es fácil que no aparezcan estipulaciones matrimoniales por ningún lado y que todo vaya a medias.

Es – pensamos aquí – una treta legal, para dejar siquiera libre la mitad de su fortuna, que pasaría a nombre de su esposa. Y piensa él que así librará al menos esa mitad. Siempre que su esposa no sea demandada por las acciones que conjuntamente llevaran a cabo. No es una dimisión. Parece un reconocimiento de que las cosas se ponen serias y conviene tomar medidas en previsión de un cataclismo final.

Se supo por la prensa “Dimite el Ministro de Sanidad de Austria, «agotado» por la gestión de la pandemia. Rudolf Anschober, de 60 años, ha sido hospitalizado dos veces en poco tiempo por agotamiento.

[Fuente: https://www.elperiodico.com/es/internacional/20210413/dimite-M;inistro-salud-Austria-desgaste-11652724]

Este señor no tenía elecciones a las que echar mano y se dijo enfermo. Posiblemente, ingresaría en alguna Clínica privada y adujo tal circunstancia para respaldar su necesidad de dejar toda responsabilidad de gobierno. Y se lo aceptaron.

Más recientemente, cuatro Altos Cargos del Ministerio de Economía y de la misma Moncloa han dimitido. No se dan motivaciones, sólo “razones personales”, que es lo que se aduce cuando no se quiere confesar la verdadera razón. Así lo decía la prensa nacional:

Martes, 11 mayo 2021.  “Fuga de Economistas en puestos clave del Gobierno: Cuatro desde Marzo por «cansancio» o «razones personales». Dos Lugartenientes de Nadia Calviño y dos Directores de Moncloa solicitan su salida del cargo en pleno lanzamiento del Plan de Recuperación.” 

[ Fuente: https://www.elmundo.es/economia/2021/05/11/609ad354fdddff8f888b45e3.html ]