Qué hacer ahora 26

Qué hacer ahora 26

.

.

.

 

Qué hacer ahora 26    Qué hacer ahora 26

Qué hacer ahora 26

.

……….   Veremos hoy los motivos que ellos tienen para poner en marcha el “apagón universal”. Si hacemos una lista de las armas que hemos sufrido en el último año y cuarto, deberemos anotar el patógeno, el test de las narices y la “inyección salvadora”. Y, como posible arma, la inyección rutinaria de la gripe.

……….   Si nos hacemos eco – aunque sólo sea de manera provisional – de las últimas informaciones que circulan entre medios generalmente bien informados, el patógeno sería inexistente. Ya que en 15 meses nadie ha conseguido aislarlo, ni secuenciarlo, ni obtener una muestra del mismo para poderla ofrecer a Laboratorios que la han pedido. Y nadie ha podido mostrar dicho espécimen aislado en una probeta. 

……….   Esto, en un mundo normal, como el que había hace dos años, haría reír al respetable. Y estaría aceptado ya por todos que no existe tal ente patógeno. Pero en el mundo actual hay titulados y Entidades que afirman que sí que se ha aislado y secuenciado. Y por tanto la discusión se mantiene. Ninguna de las dos partes va a ceder.

……….   De forma que teóricamente no se sabe si existe o no. Lo cual no deja de ser un absurdo, pero así está hoy el mundo que se dice “científico”. Aunque es evidente que una parte del mismo no lo es en absoluto. Realmente son la Anti-Ciencia, o cómo servirse de la Ciencia para dar una apariencia científica a lo que no lo es en absoluto, sino que va contra la Ciencia.

……….   En la hipótesis de que el patógeno no sea la causa real de las enfermedades que se observan, otra cosa lo será. Y prosiguen las investigaciones para averiguar exactamente qué es. Pero de eso no toca hablar ahora mismo, sino de las armas que se están empleando. Por ello seguiremos adjudicándole al “patógeno” todos los efectos nocivos que se han causado a personas mayores que cayeron en Residencias de mayores y a otros, no tan mayores, que tenían patologías previas, debilidades de su organismo. Debilidades que generalmente el propio sujeto conocía.

……….   La segunda arma nos parece aquí que es o va a ser más perjudicial para la Humanidad que la primera: Las inyecciones salvadoras. Todavía no han dado todo el fruto que previsiblemente se espera de ellas. Por lo que las consecuencias que hemos visto son sólo un incidente sin importancia. Para lograr tales fines no merecía la pena haber hecho el esfuerzo de convicción que se ha hecho con la sociedad mundial.

……….   Ni el esfuerzo económico exigido a los Gobiernos, ni la logística montada, ni la cantidad de personas involucradas. Los frutos esperados están por llegar y superan  a lo que conocemos en la unidad seguida de ceros. En cantidad mayor que tres y tal vez incluso que cuatro.

……….   Y con ser tan importante el efecto negativo que la segunda arma puede ocasionar en la Humanidad, dada la cantidad de personas que se han inyectado, es posible que la tercera arma supere en gravedad a la segunda.

……….   Esa es la razón por que los halcones del grupo promotor tienen tanto interés y va a hacer todo lo posible para ponerla en marcha. Hay dos versiones un poco diferentes sobre el “apagón” del que habla el enemigo. La versión “light” y la versión “heavy”. Aquí hemos descrito la versión “heavy”.

……….   La versión “light” dice que sólo serán “hackeados” los Establecimientos que se dedican al suministro de Bienes y Servicios. Como ejemplo de los segundos, los Bancos, Hospitales, los repetidores de radio y Telefonía, las Universidades y Centros de Servicios, como Supermercados, Grandes Almacenes, Internet, etc. Y Centros de Bienes, como Bienes de Consumo, Cooperativas y Centros de Producción de alimentos.

……….   La duda es si las Centrales Eléctricas que suministran luz a la población son Industrias que van a ser “hackeadas” e inutilizadas. Y si lo son las Empresas Depuradoras de agua de las ciudades. O las Grandes Empresas del Transporte. Aunque lo más importante serían las Empresas que suministran corriente eléctrica a la población. Porque sin electricidad el caos sería absoluto.

……….   No está claro qué es lo que pueda ser. Tampoco está claro el cuándo. Si hacemos caso a las últimas afirmaciones del vetusto portavoz del “Foro Económico Mundial” – de cuyo nombre no quiero acordarme – anuncia un acontecimiento fatal para finales de Año, para “fines del segundo semestre del año en curso”, literalmente.

……….   La duda que aquí nos planteamos es la razón para atrasarlo desde el 9 de Julio hasta Navidades. En primer lugar, surge la duda de si tales afirmaciones son verídicas o son parte del ataque: Que todo el mundo se confíe, no se prepare, pensando en hacerlo en Noviembre. Y entonces sea tarde y estemos en “plena oscuridad”, sin poder ir a sitio alguno.

……….   Caso de ser cierto, ¿cuál sería la causa de atrasar el “apagón” nada menos que medio año? ¿Estaríamos ante una repetición del atraso del contubernio de Davos? ¿Señal de que tienen problemas para lograr el control de los estamentos que deben apoyar y hacer posible el “apagón”? ¿Y, como el 9 de Julio está encima, mandan al portavoz técnico a ganar tiempo para poder controlar a algún estamento que no está aún seguro?

……….   En esta Casa nos inclinamos a que la versión establecida por los promotores es la versión “heavy”, la versión “a tuta orchesta”. Quieren hacer todo el daño posible. Y eso se logra apagando todo el planeta.

……….   Y en esta Casa nos inclinamos a que el retraso obedece a dificultades reales. No estaban obligados a retrasar el Evento si no las tuvieran. Frente a los halcones, las protestas de las palomas no serán efectivas. Sólo dificultades técnicas – la imposibilidad de llevar adelante el Plan oscuro de manera segura en las fechas inicialmente estimadas – explicaría este anuncio, pensamos.

……….   Y ésa es la únicas opción que tenemos los habitantes del planeta para evitar esta dura prueba. Porque funcionarían las bajas mortales por las inyecciones y la oscuridad forzada. Habrá que agradecérselo a quienes se opongan. Y por siempre.

.

.

.

Qué hacer ahora 26  Qué hacer ahora 26  Qué hacer ahora 26  Qué hacer ahora 26 

Qué hacer ahora 26  Qué hacer ahora 26  Qué hacer ahora 26  Qué hacer ahora 26

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *