Qué hacer ahora 25

Qué hacer ahora 25

.

.

.

 

Qué hacer ahora 25  Qué hacer ahora 25

.

Qué hacer ahora 25

……….   Nos parece oportuno insistir en qué cambio nos enfrentamos, porque se trata de algo inimaginable. El mundo occidental lleva como unos 100 años con electricidad en los hogares. Electricidad que fue primero de 120 Voltios. Allá por 1.950 ése era el voltaje habitual en los domicilios particulares. Año más tarde pasó a ser de 220 Voltios. Hubo un tiempo en que las máquinillas de afeitar tenían un conmutador, un botón para girar, y poderlas enchufar a 120 Voltios o a 220 Voltios. Hoy todo está en los domicilios a 220 Voltios.

……….   Los más jóvenes no recordarán haber vivido este cambio. Los mayores lo recordamos. Pero el hecho es que todos nos hemos acostumbrado a vivir con electricidad. Y la electricidad nos ha solucionado muchos de los problemas de la vida cotidiana, nos ha facilitado la vida. Y eso es – a lo que parece – lo que unos pocos no quieren, que tengamos la vida más fácil, mejor resuelta, que nos resulte cómoda. Por eso se han fijado en la electricidad como un factor que, da faltar, originaría muchos problemas. Y así es.

……….   Algún lector podría pensar que quedarse sin luz eléctrica durante un tiempo indefinido puede ser como que se vaya la luz durante media hora, pero alargado a un mes o más. Eso es un tremendo error. Van a darse cambios mayores, mucho mayores. Y son esos cambios los que nos van a hacer la vida difícil, muy difícil.

……….   Hay algo en lo que nunca pensamos, porque es algo que nos ha acompañado toda la vida. Y pensamos que la vida es así. Que toda nuestra vida va a ser una prolongación de las condiciones presentes. No somos todos muy conscientes de que vivimos en un Estado de Derecho. De que hay unas normas de convivencia.

……….   Y creemos que si alguien se las salta y nos agrede en la calle, podemos llamar por el móvil a la Policía. Si vemos que un extraño está tratando de forzar la puerta de la vivienda del vecino de enfrente, se nos ocurre telefonear a la Policía. Y si nos sentimos mal, sabemos que contamos con una red de asistencia sanitaria. Además, en última instancia, podemos acudir a Urgencias, donde nos atenderán como parte de su rutina de trabajo habitual.

……….   Y eso nos da seguridad, confianza en el futuro. Todo está previsto. Hay vías para solucionar los problemas imprevistos. Hay persona cuyo trabajo consiste en auxiliar a los ciudadanos con problemas inesperados. Y están ahí, las 24 horas del día, por turnos, para hacer su trabajo. Eso es parte del Estado de Derecho, el orden que conocemos de toda la vida.

……….   Pero si la electricidad se va, y durante un tiempo de semanas, el Estado de Derecho se cae, desaparece. Es lo que ha pasado en países en que una situación de caos – como consecuencia de una guerra – ha dejado a una ciudad sin suministro eléctrico durante … todo un año, por ejemplo.

……….   Y los relatos de los supervivientes son reveladores. Adelantamos ahora lo que inexorable y desgraciadamente va a suceder en nuestra ciudad si se da el apagón universal. Luego podrá el lector oír lo que sucedió en un país de los Balcanes hace no demasiados años. Lo recordamos de los telediarios.

……….   Lo que sucede a los pocos días de irse la electricidad es que la Ley y el Orden caen, desaparecen. Nadie puede llamar por teléfono a la Policía, ni a pedir consulta en el Centro de Salud, porque no funcionan los teléfonos. Los Centro de Salud sin electricidad no pueden ni dar cita, ni atender a pacientes. Los Hospitales tendrán que enviar a los enfermos internos a sus casas, porque no podrán atender, ni dar de comer a los hospitalizados. Unos y otros cerrarán sus puertas, porque se volverán inseguros, siendo el blanco de pandillas deseosas de suministrarse drogas.

……….   Se volverá inseguro y altamente peligroso andar de día por las calles, al cabo de los días que tarden los Supermercados en quedarse sin material en sus estanterías. Las calles se verán vacías, sin transeúntes, sin coches. Circular en un vehículo será casi tanto como un riesgo de muerte, tanto para el conductor como para los ocupantes.

……….   Los peores se adueñarán de las calles. Y los peores, que no tendrán casi de nada, querrán aprovecharse de los que tienen. Y cualquiera que haga la más mínima demostración de tener medios, aunque sólo sea gasolina, será el blanco de los peores. Con consecuencias imprevistas, nunca buenas.  

……….   Al fallar el agua corriente, y haberse acopiado agua para beber, pero no para tirar por el retrete, los baños de nuestro domicilio se volverán … inabordables. Terminaremos por hacer nuestras necesidades en el campo o en el Parque que tengamos más cercano al domicilio. Un olor nauseabundo se empezará a extender por toda la ciudad. E irá en aumento.

……….   Digamos unas palabras sobre el comando de defensa que ojalá vele por la seguridad de los vecinos de cada Portal. Será quizás aconsejable que la primera elección de jefe del comando sea por una semana. Para ver si la persona elegida resulta ser el líder idóneo. Al cabo de esa semana debe sr ratificado o sustituido por otro miembro de la comunidad. El Jefe saliente debe buscar su mejor sustituto, en conversaciones particulares. Buscado todos el mejor servicio a la comunidad de vecinos del Portal.

……….   La autoridad del Jefe del comando se circunscribe a lo relativo a la defensa del Portal. Dentro de cada hogar sus miembros son autónomos. Los hogares donde haya personas muy mayores, pueden ser exoneradas de la obligación de aportar una persona provista de defensas a la defensa del Portal. El Jede de Portal debe favorecer la unión entre los vecinos, la colaboración, la buena relación y la confianza en un buen final para todos.

……….   Será conveniente mantener un retén de guardia en el Portal de la casa, por si algún grupo pretende entrar en el mismo. Un silbato puede ser el método de alarma.    

https://buscandolaverdad.es/2021/06/17/que-hacer-en-una-ciudad-si-todo-se-viene-abajo/

https://buscandolaverdad.es/2021/03/20/starbase-la-ciudad-de-elon-musk-planes-de-fuga-o-ciudades-del-futuro/

.

.

.

Qué hacer ahora 25  AQué hacer ahora 25  B Qué hacer ahora 25

2 respuestas a «Qué hacer ahora 25»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *