Un sitio con informaciones útiles

La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

.

.

.

La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos
Daños generalizados en el cerebro y el corazón: Advertencias sobre “Vacunas” de ARNm  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

Traducido de Americaoutloud.com por Tierrapura.org

               Uno de los Médicos más estimados del movimiento por la libertad de la Salud pide ahora la prohibición total de la plataforma de ARNm para las vacunas y los tratamientos basados en los efectos dañinos de las vacunas que están matando a los pacientes en todo el mundo.1

               Por primera vez en la Medicina, los Patólogos están descubriendo condiciones simultáneas de daño cerebral generalizado y daño cardíaco por trombosis capilar (coagulación) y vasculitis de microvasos (inflamación). 

               Un reciente discurso en Grecia del médico Sucharit Bhakdi reveló que “los Patólogos han descubierto ahora que en el cerebro de personas fallecidas después de la vacunación, por primera vez, hay trombosis capilar y vasculitis ” de microvasos que se producen en muchas, muchas partes del cerebro. Es el mismo paciente. Esto nunca se ha descrito en los libros de texto. Esto es patognomónico para la vacunación, y he aquí, mientras que encontraron esas lesiones, encontraron la proteína de pico de este maldito virus…. alrededor de estos vasos, encontraron … células cerebrales, células cerebrales moribundas. Ese es el número uno. Están muriendo. Imagina que tus células cerebrales en diferentes partes del cerebro están muriendo. Estás perdiendo algo para siempre, algo que te fue dado y que nunca podrá serte devuelto”. 

               El Dr. Bhakdi reveló además que los mismos pacientes que tenían esta encefalitis multifocal también tenían miocarditis y declaró: “Esto no existe en la literatura médica. Nunca se da una encefalitis multifocal y una miocarditis. Sólo después de la vacunación…”  Continuó revelando que los vasos sanguíneos más pequeños en el tejido del corazón del paciente estaban “pinchados” – dañados por las vacunas.

               Los Patólogos han examinado ahora más de 50 autopsias de pacientes vacunados y han encontrado “alteraciones en el cerebro y el corazón conjuntamente en más del 70 % de los muertos, y esto es algo horroroso”, dijo el Dr. Bhakdi. 

Hay que acabar con las vacunas de ARNm.  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

“Todas las vacunas de ARNm son, de hecho, un peligro y deben ser detenidas, y este es el mensaje que queremos dejar aquí en Atenas con ustedes para que lo difundan…” dijo el Dr. Bhakdi.2

Nunca se insistirá lo suficiente en la gravedad de su mensaje.

Una parte del mensaje del Dr. Bhakdi fue que los comportamientos y la personalidad de las personas podrían empezar a cambiar a medida que sus cerebros se dañan por la microcoagulación y la inflamación de los capilares cerebrales. Otros observadores están notando cambios de personalidad en familiares, compañeros de trabajo, amigos y miembros de la comunidad. 

¿Cambios de personalidad?  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

               Los comentarios se arremolinan en Internet   y en las conversaciones sobre si los familiares y amigos a los que quieren han sufrido cambios emocionales a causa de las vacunas COVID. La gente dice, en algunos casos, que sus seres queridos se han vuelto distantes, menos conectados con la vida, retraídos y aplanados como respuesta. La Dra. Naomi Wolf, una de las observadoras culturales más elocuentes y astutas, ha escrito:  

               “Las propias multitudes estaban alteradas. Los adultos jóvenes cojeaban…. Hombres y mujeres de cuarenta y cincuenta años parecían haber estado sanos recientemente y ahora se movían como octogenarios. Un gran número de personas de todas las edades caminaban como si les doliera moverse. Incluso los adolescentes y los niños mayores se movían como zombis o robots, a la deriva, aparentemente sin energía. Los niños más pequeños no se retorcían ni corrían. Se sentaban sin hacer nada en los bancos del parque o en los restaurantes. O iban a la deriva como pequeños espectros junto a sus padres, concentrados en nada. ¿Qué ha pasado? ¿Qué le ha pasado a la humanidad?3

               La Dra. Naomi Wolf nos recuerda la información acumulada hasta ahora sobre el material que transporta la vacuna específica de ARNm al cuerpo. La plataforma de ARNm es como una envoltura en la que se pueden introducir diferentes sustancias de tratamiento. El ARNm debe estar envuelto en nanopartículas lipídicas (LNP) para protegerlo y permitirle atravesar las barreras protectoras del cuerpo para entregar su carga útil. Las nanopartículas lipídicas permiten que cualquier sustancia envuelta se cuele por las defensas naturales del organismo en espacios normalmente protegidos, como un feto en crecimiento, el cerebro humano y otras regiones corporales vulnerables. Se está acumulando documentación sobre los daños que causan las nanopartículas lipídicas al eludir los sistemas de protección.4,5,6,7

               El daño cerebral físico puede provocar profundos cambios de comportamiento.

               El tipo de comportamiento casi adormecido o aturdido descrito por el Dr. Wolf, unido a la apatía o a una especie de aura de agotamiento, puede estar causado por un traumatismo físico en el cerebro, como una lesión cerebral traumática, un tratamiento de electroshock (TEC) o una sustancia tóxica. Los daños quirúrgicos provocados por la Psicocirugía, la llamada lobotomía, en la que se daña el tejido cerebral previamente sano mediante corte o cauterización, pueden tener el mismo efecto. Si el paciente fue etiquetado como perturbador de la conducta, el afecto plano o la apatía emocional son a menudo etiquetados como “mejora” por sus Médicos. 

               El Dr. Breggin describió este efecto en un libro de Medicina y en una Carta al Editor, publicada en el American Journal of Psychiatry, en Agosto de 1.983.8,9 Describe este mismo tipo de efecto de “aplanamiento y atrofia emocional” de la Psicocirugía y la lobotomía.10 El Médico pro-lobotomía P. Tow informó, “aunque los pacientes post lobotomía [sic] pueden tener un buen rendimiento en las pruebas estándar y estructuradas, fracasan estrepitosamente en las pruebas que requieren el despliegue de la iniciativa, la autonomía, la flexibilidad o el juicio independiente y la planificación. También pierden su sensibilidad emocional, su capacidad de empatía y su sentido de la Autoestima….”. El Dr. Tow se refería a estos pacientes como “más simples”. 11

               En la década de 1.970, el Dr. Breggin se enfrentó sin ayuda a los practicantes de la Psicocirugía y, tras varios años de una campaña muy pública para educar al público y a los funcionarios, consiguió detener casi toda la práctica.12 Uno de los momentos más cruciales ocurrió cuando el Dr. Breggin fue llamado a declarar como testigo experto en el caso legal de Psicocirugía de Kaimowitz contra el Departamento de Salud Mental del Estado de Michigan.

               El Dr. Breggin relata en su página Web los acontecimientos del caso:

               Cita

               En 1.972, el Estado de Michigan y la Clínica Lafayette de la Universidad Estatal de Wayne comenzaron a planificar un programa experimental de Psicocirugía para el control de la violencia, utilizando internos “voluntarios” del Sistema Hospitalario Estatal. Gabe Kaimowitz, en ese momento Abogado de los Servicios Legales de Michigan, se enteró del próximo evento médico, e intervino en el Tribunal en nombre de “John Doe” y de otras dos docenas de reclusos del sistema psiquiátrico estatal, programados para su eventual inscripción en el Programa Experimental.

               Ernst Rodin era el Neurólogo Jefe y la fuerza motriz del Proyecto de Psicocirugía de la Clínica Lafayette. En 1.972, Rodin escribió un extenso discurso en el que describía la Psicocirugía y la castración como tratamiento adecuado para algunos de los comportamientos violentos que se manifestaban en los disturbios que se habían producido en su Ciudad, Detroit. Rodin expresó sus dudas sobre la posibilidad de realizar una Psicocirugía sin esterilización, porque con la Psicocirugía sola, “el ahora, esperemos, más plácido lerdo puede inseminar a otras hembras jóvenes igualmente lerdas, para producir más descendencia lerda y agresiva”.

               Rodin argumentaba que los niños de inteligencia limitada tienden a volverse violentos cuando son tratados como iguales. Quería que fueran educados en un “estilo de vida autoritario” y declaró que muchos de ellos, como los toros agresivos, deberían ser convertidos en bueyes dóciles mediante la castración. En palabras del Neurólogo, ya era hora de “ponerse a investigar con sangre fría en Medicina tratando con individuos y no con masas”.

El Veredicto  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

               Kaimowitz me invitó a testificar como su experto médico, y durante dos días en el estrado, di una historia de los Hospitales Psiquiátricos estatales y de la Psicocirugía. Quería que los tres Jueces comprendieran que los Manicomios Estatales son similares a los campos de concentración nazis en cuanto a la forma de reprimir y humillar a sus internos involuntarios. Y quería sugerir la aplicabilidad del Código de Nuremberg.

               El Código de Núremberg se incluyó inicialmente en el dictamen final de los Jueces de los primeros Tribunales de Crímenes de Guerra de la Alemania de posguerra. Consiste en diez principios para los “experimentos médicos permisibles”. El primer principio establece, en parte, que el sujeto humano “debe estar situado de forma que pueda ejercer su libre poder de elección, sin la intervención de ningún elemento de fuerza, fraude, engaño, coacción, extralimitación u otra forma ulterior de coacción o restricción” (Juicios a los criminales de guerra, 1.946-1.949, pp. 181-182).

               El Código de Nuremberg significaba que los reclusos de los campos de concentración no eran realmente voluntarios cuando aparentemente aceptaban participar en experimentos médicos, como ser congelados en agua helada. Si accedían a estos experimentos, su consentimiento estaba coaccionado por el miedo a otras alternativas peores, como la tortura o la muerte en las cámaras de gas.

               Después de escuchar a una serie de testigos, los tres Jueces estuvieron de acuerdo con la esencia de mi testimonio, incluidos los efectos devastadores de la Psicocirugía más moderna. Su dictamen oficial citó el Código de Nuremberg y lo utilizó como una de las razones para prohibir el consentimiento a la Psicocirugía en los Hospitales Psiquiátricos Etatales de Michigan. Los Jueces consideraron que “los pacientes confinados involuntariamente no pueden razonar de igual a igual con los Médicos y Administradores sobre si deben someterse a una Psicocirugía”. Declararon que, en virtud de las libertades de la Primera Enmienda, el “Gobierno no tiene poder, ni derecho, a controlar las mentes, los pensamientos y las expresiones de los hombres”. Si la Primera Enmienda protege la libertad de expresar ideas, se deduce necesariamente que debe proteger la libertad de generar ideas”. Los Jueces siguieron de cerca mi testimonio al describir cómo la Psicocirugía perjudica el funcionamiento mental y emocional.13

El Dictamen se mantiene hasta hoy  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

El Dictamen nunca fue apelado y sigue vigente hasta el día de hoy. Sigue inhibiendo la realización de Psicocirugía en todo el país, especialmente en los Hospitales Psiquiátricos Estatales, en la Administración de Veteranos y en las prisiones. Algunas Psicocirugías continúan en centros médicos como Harvard y Brown.14

FIN de la cita

Los primeros Transhumanistas  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

               Debido a los esfuerzos de un Médico por encender y liderar una reacción contra la Psicocirugía en la década de 1.970, la Psicocirugía ha languidecido durante 50 años. Peter Breggin puso fin a esa primera incursión pública en el Transhumanismo, la manipulación tecnológica y científica de la esencia del ser humano. Por este logro, así como por sus muchos otros desde entonces, se le llama “La conciencia de la Psiquiatría”.15

               En 1.992 se escribió un libro promocional que intentaba fomentar otro resurgimiento de la Psicocirugía: Psychosurgery: Dañar el cerebro para salvar la mente.16 El libro no logró revivir esta práctica bárbara. ¿Qué impide a los defensores de la Psicocirugía seguir adelante a toda máquina? ¿Se trata de su propia cautela científica o de preocupaciones éticas? En Psychosurgery (1.992), el autor cita a Donlin Long, Director de Neurocirugía del Johns Hopkins: 

               “También se necesita un compromiso institucional con la Ciencia absolutamente prístina y las agallas para decirle a los Peter Breggin del mundo que se callen”, añadió [Long], refiriéndose a la batalla de toda la vida del Psiquiatra Peter Breggin para prohibir la Cirugía Psiquiátrica. 

               El Psiquiatra Melvin Sabshin, Director Médico de la Asociación Americana de Psiquiatría de 1.974 a 1.997, comentó además la reactivación de la Psicocirugía. “Desde un punto de vista político, es cierto que si asomas la cabeza fuera de la trinchera, puede que te derriben. Pero cualquiera que conozca la guerra de trincheras sabe que se pueden utilizar espejos para ver fuera de la trinchera, defenderse y apuntar correctamente a un objetivo. Hará falta algo de valor, pero algunas salvaguardias pueden funcionar sin infligir prohibiciones mortales.17

Los opresores nos temen  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

En retrospectiva, parece sorprendente que dos hombres que ejercen tanto poder en la Medicina y la Psiquiatría hayan tenido tanto miedo de un reformista solitario sin grandes recursos. Pero es una excelente lección para aquellos de nosotros que sentimos que no hay manera de que podamos, como individuos que trabajan con otras personas, marcar  alguna diferencia.

Los ciudadanos de toda la Tierra son ahora testigos de la “institucionalización y el uso excesivo” de un paquete de tecnologías totalmente comprometido y no probado (desde la vacuna de ARNm hasta los componentes de la misma, incluyendo las nanopartículas de lípidos que permiten a la tecnología de ARNm romper las defensas de un cuerpo).

Muchos miles de millones de seres humanos en la Tierra han sido expuestos a los efectos tóxicos de estos componentes no probados, con resultados devastadores.

Detener los crímenes contra la Humanidad

¿A qué nos enfrentamos? 

               Daños documentados en el cerebro y el corazón simultáneamente por la trombosis capilar (coagulación) y la vasculitis de microvasos (inflamación).

               Cambios de personalidad en muchas personas, que pueden haber sido causados o haber contribuido al daño inducido por la vacuna de ARNm. Y en algunos casos, daño por la exposición a los picos iniciales producidos por el virus del SARS-CoV-2 o quizás por las propias nanopartículas lipídicas.

               La posibilidad de daño cerebral por la propia plataforma de ARNm.

               El hecho de que ni la plataforma de ARNm, ni las nanopartículas lipídicas, ni el contenido de la vacuna transportado al cuerpo del paciente por la plataforma de ARNm han sido probados y demostrado ser seguros.  

               Una falta total de cualquier cosa que se acerque a la Ciencia en la prisa masiva por inocular a toda la Humanidad con sustancias tóxicas, no probadas y peligrosas. Hay pruebas suficientes para proteger a la gente de los riesgos del SARS-CoV-2.

               Y detrás de todo esto, una Cábala global que durante décadas ha planeado y ahora ha ejecutado las acciones opresivas y totalitarias que han robado la libertad, han destrozado la Ciencia genuina y han llevado a la Civilización y la Cultura Occidentales al borde de la extinción.18

               Cualquier vacuna en el pasado ya habría sido retirada después de las primeras 50 muertes. Así como después de muchos otros efectos adversos que se han reportado hasta ahora. Los nuevos descubrimientos sobre los daños cerebrales y cardíacos simultáneos de la vacuna de ARNm se suman a la urgencia de detenerlas ahora.

               El argumento contra los críticos de la “vacuna” COVID durante dos años ha sido que necesitamos pruebas científicas de que estas vacunas no deberían administrarse. Se nos dice que no podemos criticarlas, debido a la emergencia de COVID. Se nos dice que nos callemos, porque no tenemos las pruebas científicas que documentan los peligros de estas inyecciones de ARNm. Esta es la práctica de la Ciencia puesta de cabeza.

               El mundo ha sido embaucado para permitir que varios miles de millones de seres humanos se sometan a estas vacunas tóxicas de ARNm. ¿Qué ha provocado esto? No la Ciencia. Las campañas masivas de miedo y opresión a nivel mundial ablandaron a las poblaciones ciudadanas y nos hicieron temerosos y mansos. Las alteraciones ilegales, inhumanas e inconstitucionales de la Ley federal permitieron el uso de vacunas sin las pruebas requeridas y el proceso de aprobación de varios años. Los cierres increíblemente desmoralizadores y aterrorizantes precedieron a la implementación del programa de vacunas Warp Speed, con tácticas de aislamiento y mandatos que asustaron a tantos durante más de dos años que nuestra fuerza y nuestras convicciones fueron maltratadas y robadas. Sin estas acciones opresivas, inhumanas e inconstitucionales del Gobierno, la entrega de estas vacunas tóxicas de ARNm a miles de millones nunca podría haberse llevado a cabo.

¿Qué hacemos ahora?  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

En los años 70, un valiente Médico pidió la abolición de la Psicocirugía porque el procedimiento causaba daños devastadores, violaba el Código de Nuremberg y era contrario a todas las tradiciones occidentales decentes, incluido el Juramento Hipocrático. Fue amenazado profesional y personalmente muchas veces. Perdió oportunidades profesionales, su capacidad para ejercer la Medicina fue atacada (sin éxito). Su vida fue amenazada y fue insultado y ridiculizado por otros miembros de su profesión.  

A pesar de todo ello, mantuvo su determinación y siguió adelante. No se quejó. Se enfrentó a un auténtico mal en los intentos de controlar fundamentalmente a los seres humanos mediante el daño permanente a la sede de sus almas: Sus cerebros. Siguió adelante, buscando a otros, incluyendo a algunos valientes Congresistas y Senadores, junto con los ocasionales Periodistas y Abogados valientes. Ellos comprendieron la amenaza de la Psicocirugía para la esencia de cada ser humano. 

Permiso para decir NO  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

               Ahora nos enfrentamos al último y nuevo asalto transhumanista. Todos hemos sido embaucados en mayor o menor medida por las implacables campañas de silencio y la presión de los Colegas, la Industria Médica y Farmacéutica, y los Globalistas que están detrás de ellos y que quieren tomar el control de nuestro mundo, de cada país y de cada ser humano del planeta. 

               Debemos sacudirnos, respirar hondo y empezar a decir lisa y llanamente NO. 

               NO a las vacunas COVID.

               NO más plataformas de ARNm en absoluto. 

               NO más violación de las protecciones constitucionales y otras protecciones básicas a las libertades individuales.

               NO más intimidación a Ciudadanos, Médicos y Enfermeras que intentan proteger vidas humanas.

               NO más mariconadas. Digan la verdad sin rodeos. Las vacunas son mortales. Los seres humanos están muriendo. La plataforma de ARNm no está autorizada, no se probó y es profundamente defectuosa. Deténganse ahora.

               Sí, reúnan todas las pruebas que puedan como Médicos y Científicos. Díganselo al mundo a través de todos los medios que tengan a su disposición. Sigan tratándonos a todos cuando contraigamos la COVID y cuando descubramos que hemos sufrido lesiones por las vacunas.

               Pero lo más importante ahora es que seáis contundentes. Sean valientes. Sean los Médicos y Científicos que saben que son. Y que Dios os bendiga a todos.

               Es vuestra hora de salvar a la Humanidad. 

.

Comentario de esta Casa

.

               Sabemos aquí del Doctor Sucharit Bhakdi desde Junio de 2.020, porque fue de los primeros que se prestó a colaborar con el Abogado Fuelmich para iniciar el Proceso a los principales promotores del Genocidio en curso. Es uno más de los Doctors insobornables que honran a la Medicina. Y en el artículo se ven claras las razones que le mueven. Que son las mismas que nos mueven a todos cuantos no tenemos conflicto de intereses. Sólo si uno se ha colocado una mordaza voluntaria, porque recibe dinero de aquellos a los que debería denunciar, uno puede mirar para otro lado, o prestarse ser cómplice de «crímenes contra la Humanidad».

               Hemos sabido – por algún artículo que no recordamos cuál era – que las cantidades que reciben de la Big Pharma ronda los 12.000 o 14.000 euros al año. ¿Así  que por 1.000 euros al mes la Industria Farmacéutica se puede hacer con la voluntad y con el alma de un Profesional de la Medicina? ¿Por 1.000 euros contantes y sonantes al mes de sobresueldo en su cuenta? ¿Eso además del viaje a un Congreso anual en un sitio exótico, con todos los gastos pagados para él y una acompañante innominada del otro sexo? En poco valoran su integridad como Profesionales … Poco deben valer por dentro, si se venden sólo por eso.
.
La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos  La batalla de los Médicos honrados Parar los pinchazos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.