El que se retira porque nada de esto será realidad

El que se retira porque nada de esto será realidad

.

.

.

Con mi agradecimiento a Dejanira Silveira

—-

Se retira porque nada de esto será realidad. Él lo sabe. Y ya no puede seguir fingiendo. No quiere hacer el ridículo, que los que engañó se le echen encima y lo abucheen. Así, posiblemente, están las cosas.

.

.

Comentario de esta Casa. El que se retira porque nada de esto será realidad

.

            Hubo un tiempo en que hasta lo tomábamos en serio. En que parecía Todopoderoso, Omnipotente. En que pensábamos que era un peligro para la Humanidad. Dada su fuerte influencia sobre muchos Jefes de Estado y de Gobierno. En los que se jactaba abiertamente de haber penetrado. Hubo un tiempo. 

 

            Ahora ya sabemos que está decidido a retirarse, a jubilarse, a quitarse de en medio, vamos. Lo ha dicho «en petit comité«, sólo a los más cercanos. Pero, incluso entre los más cercanos, alguno se ha ido de la lengua. Y lo ha filtrado. Bien está. Así lo sabemos todos antes de la fecha en que el pájaro deseaba que se supiera. La decisión ha debido tomarla después de la última Reunión de Davos, que suelen ser en Enero de cada año. Y estamos a finales de Mayo.

 

            Ya la Reunión de 2.023 fue un pequeño desastre. Que provocó la dimisión inmediata de dos Primeras Ministras de las más activas, agresivas y mentalizadas. La de Nueva Zelanda, Jacinda Arden, y la de Escocia, Nicola Sturgeon. Así como la de Adrian Monck, Editor Gerente y Director de Comunicaciones del Foro Económico Mundial. Los tres vieron que la cosa iba decayendo de manera irremediable. Y saltaron del barco. Ver «Las mujeres más listas que los hombres»

 

            Después de la Reunión de 2.024, el que salta del barco es el propio Presidente Ejecutivo y Fundador del Foro. El que aquí llamamos «Padre Schwab». Y queda al frente un desconocido. Porque todas las pantallas las copaba siempre el inefable Padre Klaus. Parecía como si todo el Foro fuera sólo él. Nadie más era visible. El que pueda entender, que entienda hacia dónde va esto.

 

            Al Padre Klaws aquí lo situamos en la categoría de Portavoz. No pertenece a la categoría de Promotores. Son simples Portavoces, mandados destacados. Empezó siendo el «chico de los recados» de H. Kissinguer. H.K. le enseñó los trucos que sabía y K.S. los puso en práctica desde el Foro Económico Mundial. Aunque al principio, en 1.978, se llamó de otra manera. Su vida ha consistido en alumbrar y dar vda al Foro en cuestión. Desde 1.978 hasta 2.024, cuando lo deja. Son un total de 46 años, toda una vida profesional. Para generar algo que está llamado a desaparecer. Dejando sólo un rastro de resentimiento hacia él y sus componentes por parte de docenas de naciones que han sufrido sus efectos perniciosos.

 

            También era Portavoz el difunto Kissinguer. Que en sus dos últimos años de vida se volvió mínimamente sensato. Y empezó a remar en contra de la corriente principal. Lo que inmediatamente le hizo pasar a ser reprobado por los de Arriba y apartado. Se le ocurrió decir que se debiera firmar la paz entre Rusia y Ucrania. Cosa que es elemental. Basta no estar ciego para darse cuenta. Pero en el Club Genocida sólo caben los ciegos. Ciegos y obedientes.

 

            Otro Portavoz era el Soriasis. También se retiró. Posiblemente, viendo que todas sus ONGs, que tanto dinero le costaban, no hacían sino levantar polvo, pero nada efectivo de cara al Plan. Y decidió disminuir drásticamente el personal de las mismas. Eso significaba reducir el negocio, reconociendo implícitamente su fracaso. No quiso que el fracaso del «montaje total» le cogiera con el timón en las manos. Y lo cedió a su hijo. Que, como buen hijo de papá rico, no está preparado para nada. Porque debe ser «más vago que la chaqueta de un guardia», que se decía antaño.  Ya que no sabe ni hablar con una mínima coherencia. Los «hijos de papá rico» no se forman, no estudian, no se titulan. No sirven para nada, no son nadie. Sólo son «hijos de papá». 

 

            El cuarto Portavoz sigue siendo el Puertas. El más joven de los cuatro. Todavía sigue con sus «ideas maravillosas». Que están ya fracasando una a tras otra. Como la carne artificial. Que es mucho peor para el organismo humano que la natural. Pero eso es lo que quieren todos ellos. Perjudicar el organismo de todos los humanos, hasta límites insuperables, a ser posible. O la compra masiva de terrenos agrícolas. Nadie sabe si para montar en ellos plantas fotovoltáicas o para qué.

 

            Como es un impulsivo de mucho ciudado, cree ver algo y se lanza con el ímpetu de un caballo. Pero ese es un Plan a Largo Plazo. Plazo que no va a tener el Equipo Genocida del que forma parte entusiásticamente. El tiempo se les está acabando ya. Otras Fuerzas tan poderosas como las suyas llevan años trabajando en contra del Mundo Unipolar. Regido, a modo de cortijo, por el Líder Occidental. Y eso le va a resultar fatal al Puertas. Que esta vez apostó por el caballo perdedor. 

 

            Otro día habrá que hablar de qué se deberá hacer cuando el Equipo Directivo Genocida se desmorone por completo. Lo que no habrá que hacer es continuar la vida como si aquí no hubiera pasado nada. «¡Hemos recuperado la Normalidad de Siempre … así que tan contentos!» No, no, no … Hay muchas cosas que corregir. Cosas mal hechas por seres malvados. Que hay que eliminar. Porque, con los excesos en que han incurrido, nos las han hecho ver. Cosas que antes no veíamos que nos eran tan perjudiciales. Pero ahora ya lo sabemos … Y no pueden seguir en pie, aunque sus Promotores no cuenten ya en la vida pública. Será nuestro tiempo.      

       

El que se retira porque nada de esto será realidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *