Vacunas no preparadas para parar la transmision del virus

.

.

.

Vacunas no preparadas para parar la transmision del virus

Vacunas no preparadas para parar la transmision del virusVacunas no preparadas para parar la transmision del virus

.

Comentario de esta Casa.

.

              No se pueden poner Subtitulos en castellano, pero los hay disponibles en inglés. Y a nada que se sepa un poco de inglés, se entiende perfectamente. Aparte de que lo principal es la respuesta de la gordita. Y es muy corta. Con lo que puede copiarse y traducirla en Word al propio idioma. Le pregunta el inquisitivo parlamentario:

              «¿Fueron las vacunas para el Covid probadas para parar la transmisión del virus antes de ser introducidas en el mercado? Si es que no, dígalo claramente. Si es que sí, ¿podría compartir con este Comité los datos?

              La respuesta fue: «Con respecto a la pregunta de si sabíamos sobre parar la transmision antes de entrar en el mercado: No, ejem. Esto … ya sabe, teníamos que movernos realmente a la velocidad de la Ciencia para realmente entender lo que tiene lugar en el mercado …». 

              No hace falta comentar la respuesta, ni la tentativa de la persona que responde de desviar la atención a lo que hay que hacer para seguir la velocidad de la Ciencia. Ni lo que sucede realmente en el mercado …

              No podía ser de otro modo en estos parásitos de la sociedad, que mienten siempre que dicen algo de lo que hacen. Porque albergábamos la favorable idea de que habrían metido algún tipo de producto mensajero, que le hiciera algo al virus que no existía. Pero que llevaría algo … curativo, al menos en teoría. Y resutla que no. Que no se intentó hacer nada que mejorara al paciente frente al virus. Sólo se ocuparon en meter:

La proteina espiga, que es altamente tóxica y nociva para nuestro sistema inmunológico.

Hidróxido de grafeno, en forma de cuchillas microscópicas, para cortar al paso nuestros órganos internos, corazón, cerebro …

Productos nanométricos ensamblables – con capacidad de recibir porteriormente ondas de telefonía 5G con órdenes.

Cápsulas lípídicas – o sea, de grasa – para proteger lo que metían y que durara en el interior del condenado …

y cosas así.

              Y ahora pretenden – con la excusa de medir si tenemos ya esas malditas substancias en el cuerpo – obligarnos a llevar un pasaporte que diga si hemos sido lo suficientemente idiotas como para habernos metido esas porquerías en las venas. Lo dicho con anterioridad, nos toman por niños. O bien son tan niños como para pensar que esas artimañas nos van a confundir y vamos a acceder a sus deseos sólo con que nos los digan. 

              Conclusión: Tratamos con locos. Pero los locos seremos nosotros si seguimos aceptando sus órdenes, su liderazgo, su dominio.

¿Cuántas pruebas de que son unos hijos de mala madre hay que coleccionar para echarlos en puestos de mando?

Vacunas no preparadas para parar la transmision del virus