Troya desde lo alto

.

.

.

Escrito el 1-1-2.006

.

..……..   Vamos a sobrevolar por las alturas de Troya. No porque Troya sea una ciudad griega. Los últimos descubrimientos indican que no lo fue. Era una ciudad típicamente oriental, situada en la Anatolia de los hititas, los cuales tenían su capital en Hatussa.

..……..   Pero todos los indicios apuntan a que bien pudo ser conquistada por nuestros antecesores micénicos, allá por al año 1.250 AEC. De forma que, para tratar de explicar el afán de los micénicos por Troya convendrá que conozcamos con detalle por dónde para Troya.

..……..   Como de costumbre, avistaremos Troya a vista de pájaro. Remontándonos lo debido, veremos al norte el Mar Negro y hacia el suroeste del mismo, el mar de Mármara. Entre uno y otro, el estrecho del Bósforo, donde en el futuro se situará Constantinopla, ahora una aldea insignificante o ni siquiera eso. Y entre el mar de Mármara y el Egeo, el largo paso de los Dardanelos. Al sur del paso, Troya, o Vilio, como se llamaba en su lengua primera, Vilussa para los hititas.

……….   El agua que discurre hacia el mar Egeo por el paso de los Dardanelos solía tener una corriente de hasta 9 km/hora. Además, el viento no favorecía la entrada de las naves en el Mar Negro. Salvo de Abril a Junio, el resto del año soplaba un viento de hasta 16 km. por hora hacia el oeste.

..……..    En la Edad del Bronce no se sabía navegar en contra del viento. De ahí que los barcos que querían entrar en el Mar Negro tenían que esperar viento favorable. Esperar … ¿dónde? En la ciudad, en su puerto. Pagando el correspondiente impuesto al rey de la ciudad, claro.

 ……….

Mapa de Anatolia y la Hélade (actualmente, Turquía y Grecia)

Troya desde lo alto

(Fuente: ARQUEO, nº 8. RBA Revistas, Barcelona 2.002)


https://laverdadsololaverdad.com/troya-a-vista-de-pajaro