Qué hacer ahora 11

.

.

.

 

Qué hacer ahora 11 Qué hacer ahora 11

……….   Podemos ofrecer al lector una solución para un descontrol del aparato digestivo que sufrimos reiteradamente en el pasado reciente y no tan reciente. Lo que sigue no es, evidentemente, una receta, ni una recomendación, ni siquiera una sugerencia. Es un relato de hechos verídicos, sucedidos a una persona, un caso particular. Dele el lector la validez que estime conveniente.

Qué hacer ahora 11

                       Murallas de Fuenterrabía-Hondarribia

……….   Ya hemos indicado que un aparato, el circulatorio, el digestivo, el respiratorio, el que sea, se vuelve débil por una agresión que ha sufrido en el pasado. Una agresión fuerte que ha sufrido; o bien mediana, pero mantenida durante muchos muchos meses. Ese aparato se vuelve débil. Y nos lo demuestra porque cuando empeoramos la salud es muy frecuente que sea en ese aparato precisamente.

……….   De forma que el lector debe saber qué aparato o aparatos tiene debilitados. Y previsiblemente si vuelve a sufrir una nueva agresión general a todo su cuerpo, es fácil que sea el aparato debilitado el que primero note o con más fuerza se resienta de dicha agresión. Y las hondas efecto magníficas son una agresión de intensidad  variable.

……….   Influyen varis factores: Potencia de la antonia emisora. Tiempo que uno ha estado expuesto a esa emisión. Distancia entre el punto emisor de hondas y el sujeto que las sufre. Cobertura por edificios o espacio diáfano entre emisor y receptor, entre el elemento que las emite y el sujeto que las padece. Si uno puede ver el centro emisor, las hondas le llegan sin pantalla alguna entre ambos. Y el efecto es mayor que si entre ambos hay otro edificio.

……….   Ya lo hemos dicho, pero conviene reiterar que hay torres altas, imposibles de disimular, colocadas desde hace tiempo, años, y aparatos mucho más pequeños, con mucha menor potencia, pero disimulados en las fachadas de las casas, colocados en los últimos 12 meses. Éstos últimos son los más peligrosos, porque aunque su potencia es menor, su cercanía compensa esa menor potencia y producen igual daño al organismo.

……….   Para no ir a ciegas, sin saber dónde andamos, ni dónde nos metemos, no hay más remedio que adquirir un aparato para medir esas hondas. Dimos dos ejemplos, con datos, en “Qué hacer ahora 2.” Y, explorando las inmediaciones de la vivienda propia, saber qué puntos debemos evitar, si no queremos sufrir en nuestro aparato más débil las consecuencias de una agresión exterior canallesca. Yo utilizo el coche como pantalla, y si para ir allá donde he de ir, tengo que pasar al lado de mi punto emisor más cercano, doy un rodeo con el coche, para evitar el paso directo a su lado.

……….   Una agresión moderada al aparato digestivo puede ser estar diez minutos sometido a las hondas efecto magníficas. Una agresión fuerte podría ser estar, por inadvertencia,  dos horas cerca de una torre emisora. El primer caso puede saldarse con 24 horas de descontrol del aparato digestivo. El segundo supondrá posiblemente 48 horas de trastornos.

……….   Conocemos una forma de poner el orden el aparato digestivo desbaratado por una recepción de hondas. Se trata de unas semillas, con las que se debe hacer una infusión. Estas semillas, este remedio es conocido desde la Antigüedad. Los Médicos griegos ya las empleaban, aunque no exactamente para lo que aquí diremos. La planta se llama Zaragatona.

……….   Sus semillas son negras y muy pequeñas, de un par de milímetros de longitud. Tienen cierto parecido a las pulgas, y ésa es la razón de su nombre técnico, “Plantago psyllium”, de “psillia” = pulga en griego.

……….   En la envoltura de las semillas se indica al usuario que haga una infusión de las semillas. No que se las trague, sino que haga una infusión, con una cucharadita de postre rasa de semillas. Así lo indica el propio envoltorio de las semillas. El sabor de la infusión es ligeramente amargo, pero se puede beber sin necesidad de añadir azúcar o miel.

……….   Otra cosa es tragar el resultado de la infusión completa, incluidas las semillas. Porque éstas, al calentarse, generan un sobrenadante viscoso, gelatinoso, que habría que tragar junto con ellas. Tras beber el conjunto mucilaginoso, gelatinoso, se recomienda tomar al menos 250 cc de agua.

……….   La experiencia es que con el agua de la infusión, ésta regulariza el aparato digestivo con prontitud. Absorbe el agua del tracto intestinal y mejora notablemente la función del aparato digestivo, que es de lo que se trataba. Se debe tomar la infusión dos o tres días seguidos.

……….   Con ello habremos puesto nuestro aparato digestivo en orden. Pero no quedamos inmunizados contra nuevas agresiones de las hondas efecto magníficas. Si volvemos a caer bajo su poder, tendremos que cobijarnos de nuevo en casa y repetir el tratamiento con las semillas. .

……….   Para más información, leer “Usos actuales de la Zaragatona” en:

https://www.salud.mapfre.es/nutricion/reportajes-nutricion/zaragatona-beneficios-contraindicaciones/

……….   Leer “¿Cómo funciona?” en:

https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/97.html   

……….   Hemos pasado muy por encima sobre el hecho de que tenemos centros emisores de hondas perjudiciales para nuestra salud al lado de nuestro domicilio. No es ésa nuestra intención, ni mucho menos. Tal hecho es no sólo grave, sino inadmisible, inaceptable, criminal. Porque ha sido hecho ocultamente, de manera aviesa, a  traición, ocultándolo a la población, a la que se perjudica gravemente. Y ello por el efecto acumulativo de las agresiones, desconocidas por la mayor parte de la ciudadanía.

……….   Y no sólo es que se les oculte el perjuicio que esos pequeños artefactos causan en su salud. Es que se le informa de que la nueva tecnología es indispensable para el futuro, algo que hay que implementar para mantener nuestro nivel de vida. Con la idea de que la nación que se quede atrás no podrá competir en el futuro.

……….   La realidad es distinta. El objetivo de la nueva tecnología es deshacerse a medio plazo de la población. Que en un plazo de tres o cuatro años todo el personal que no haya perecido por otros medios más punzantes esté con sus órganos debilitados, obligados a permanecer encerrados en sus casas como única manera de resistir las perjudiciales hondas que dominan las ciudades.

.

.

.

Qué hacer ahora 11 Qué hacer ahora 11  Qué hacer ahora 11  Qué hacer ahora 11  Qué hacer ahora 11  Qué hacer ahora 11  Qué hacer ahora 11  Qué hacer ahora 11  Qué hacer ahora 11