De ascuas y sardinas.

.

.

……….   Hablábamos de titulados que arriman el ascua a su sardina, deformando descripciones e inventando similitudes y parecios. Para volver cristiano lo que no lo es. No hace  mucho un buen amigo me dejó un libro que trataba de Jesús. Él sabe mi afición y me guarda todo lo que cae en sus manos sobre el tema, así que me lo ofreció diciéndome «lo he mirado y no coincide contigo, pero es bueno leer de todo …«. Y tenía toda la razón. El libro en cuestión tiene esta portada. El original es de 1.994 y la edición en castellano se hizo en 1.996.

……….

Portada del libro

De ascuas y sardinas

……….

……….   En efecto, no coincido con el planteamiento del libro. Tiene el autor, a mi juicio, restos considerables de visión mágica. El libro es una versión actualizada de la postura del propagandista eclesial, revestido de «Ciencia moderna». El autor eclesial de hace … 40 años escribía para un público menos preparado y no necesitaba echar mano de términos científicos.

……….   El propagandista de inicios del siglo XXI y finales del XX aparenta ser más frío, aparenta basarse en la Ciencia, pero creo poder decir que actúa en plan pseudocientífico. Da la sensación de que se aleja de la jerarquía, pero termina llegando a las mismas conclusiones que siempre ha defendido la jerarquía. Simula rechazar cantidad de aspectos que ancestralmente se dieron por buenos, pero con su trabajo de prestidigitación consigue que, eliminando lo superficial, se mantenga lo importante. 

……….   La matanza de los inocentes es cuento. El nacimiento de Jesús en Belén es cuento. También el censo de Quirino que obligó al viaje de José y María a Belén es cuento. Y el viaje de los Reyes Magos también es cuento. Todos los detalles son cuento. Pero lo fundamental es cierto, Jesús hacía milagros, resucitó y es el Hijo de Dios. Eso no se pone en duda. Cuando uno va leyendo que tal y tal parte del relato evangélico son pura ficción, parece como que uno va a coincidir con las conclusiones del autor. Lo malo es que no hay conclusiones, todo son interpretaciones que van a parar sobre un agujero vacío.

……….   Las profecías de la Pasión también son cuento. Un invento de Marcos que pasó a los autores que de él copiaron. Los discípulos de Emaús son metáfora pedagógica del evangelista. Pero la reflexión sí que se dio en la comunidad cristiana y condujo a la misma conclusión, había resucitado. Y como hemos identificado a Jesús con imágenes de cínicos en los sepulcros paganos, Jesús tiene que adoptar la postura de un cínico en el tiempo histórico que se supone que vivió.


oooo

.

 

 

De ascuas y sardinas