Las ya demolidas Piedras de Georgia Todo un oráculo

.

.

.

 

Piedras Guía de Georgia, un misterio no resuelto.  Las ya demolidas Piedras de Georgia Todo un oráculo
.

            La fama de una de las estructuras más misteriosas y escandalosas de nuestro tiempo la adquirió un monumento de piedra instalado en 1.980 en el Estado de Georgia, en Estados Unidos.

            Según la información que se conoce actualmente, las Georgia Guidestones (Piedras Guía de Georgia), o «el Stonehenge americano», fueron fabricadas e instaladas por encargo de Robert C. Christian, así como de algunos patrocinadores anónimos. Al mismo tiempo, aún se desconoce con qué finalidad se erigió el monumento, así como quién es su propietario.

Las ya demolidas Piedras de Georgia Todo un oráculo

            Lo que parece ser cierto es que Robert y sus socios tenían un suministro ilimitado de dinero y que los planos e informaciones del monumento se destruyeron al momento de su finalización para que nunca nadie supiese cuál era su fin ni quien lo encargó construir. Además, nunca se llegó a saber nada de Robert C. Christian tras terminar esta obra.

            El monumento fue inaugurado el 22 de marzo de 1980 en una colina en el condado de Elbert, en Georgia, Estados Unidos. Es una composición de seis losas de granito con un peso aproximado de 100 toneladas en su conjunto.

            Alrededor de una losa central se ubican cuatro losas de granito, mientras que la sexta sirve como una especie de techo. La altura total de la estructura es de unos 6 metros. Al mismo tiempo, las losas pueden usarse para observaciones astronómicas simples y cronometraje.

Las ya demolidas Piedras de Georgia Todo un oráculo

            Las losas están grabadas con inscripciones en cuatro idiomas antiguos: Acadio, egipcio antiguo, griego y sánscrito. Además, también hay inscripciones en 8 idiomas modernos, incluidos inglés, español, ruso, chino y otros.

Las ya demolidas Piedras de Georgia Todo un oráculo

            Las inscripciones son una especie de llamado a la Humanidad. Algunas han provocado acaloradas discusiones y movimientos de protesta. Una en particular se refiere a la tesis sobre la necesidad de mantener la población en un nivel que no supere los 500 millones de personas.

Las ya demolidas Piedras de Georgia Todo un oráculo

.

            Las inscripciones de las Piedras Guía de Georgia dicen:

            1- Que la población terrestre nunca supere los 500.000.000, estando en constante equilibrio con la naturaleza.
            2- Manejar la fertilidad con sabiduría, agregando valor a la preparación para la vida y la diversidad humana.
            3- Encontrar una nueva lengua viva que pueda unir a la humanidad.
            4- Ser tolerante en asuntos de sentimientos, fe, tradiciones y similares.
            5- Que las leyes justas y un tribunal imparcial defiendan la protección de los pueblos y las naciones.
            6- Permitir que cada nación decida sus propios asuntos internos sometiendo los problemas nacionales a la corte mundial.
            7- Evitar los litigios menores y los funcionarios inútiles.
            8- Mantener un equilibrio entre los derechos personales y las responsabilidades sociales.
            9- Sobre todo, valorar la verdad, la belleza, el amor y la lucha por la armonía con el infinito.
            10- No seas un cáncer para la tierra, ¡deja un lugar para la Naturaleza también!

Las ya demolidas Piedras de Georgia Todo un oráculo

            El resultado de la insatisfacción con las inscripciones de este monumento provoca constantemente actos de vandalismo.Lo que resulta en muchas de esas ocasiones que las Piedras terminen cubiertas con pinturas en aerosol.

            Nota. El remarcado del Mandamiento en negrita es propio.

 

Comentario de esta Casa.  Las ya demolidas Piedras de Georgia Todo un oráculo

.

            Hemos querido conservar en nuestro «Almacén de Producto Terminado» un vídeo testigo de las Piedras de Georgia. Con toda la carga histórica y eugenésica que muestra. Por si desaparecen de la red. Hoy ya no sabes con qué sorpresa te pueden salir. Ya que son Todopoderosos.

.

            Tenemos aquí la idea de que los constructores de tal  monumento se equivocaron. Fueron demasiado claros. Y actuaron demasiado pronto. Así cuando empezaron a darse Decretos y órdenes absurdas, pudimos referirlas al mensaje, también absurdo, de las «Piedrecitas Georgianas».

.

            Un aspecto reflejado con toda contundencia en este artículo reciente: «Los ocho décimos sobran». La idea viene de «Thomas Malthus (Surrey, 13 de Febrero de 1.766 – Bath, 29 de Diciembre de 1.834)​ fue un clérigo anglicano​ y erudito británico.» [Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Thomas_Malthus] Es decir, la idea es de finales del siglo XVIII, el siglo de la Revolución Francesa. Y mientras en Francia ponían las bases de la sociedad moderna, superando el Abolutismo decimonónico, en Ingleterra un círculo de privilegiados – que no vivían nada mal – teorizaban sobre la parte de Humanidad que habría que eliminar para poder vivir bien en el futuro. A fin de cuentas, mentalidad de Imperio …

.

            Que nos estemos guiando en pleno siglo XXI por las ideas elitistas de personajes del siglo XVIII es … ¿Estrambótico? ¿Ridículo?  ¿Maquiavélico? Claro que si se observa a algunos de los personajes actuales o recientes, del Grupo de los Grandes, no tiene nada de extraño. Pues varios rondan el siglo. Y así pueden ser tan sólo nietos de los primeros convencidos de lo elevado de su misión. 

.

            Si permitimos que el planeta se rija en el siglo XXI por las ideas elitistas de los siglos XVIII y XIX, es que nos merecemos lo que nos procuren. Felizmente, el muindo moderno no puede aceptar, soportar, o asumir semejantes dislates. Pero están produciendo mucho mal en la población. Mucho daño- Muchas penalidades, Y las que causarán si no se les cierra el paso pronto.

.

            Planes absurdos de los que ya están avisando. Como cerrarnos las Ciudades y obligarnos a vivir encerrados en nuestro barrio, o «Ciudades de 15 minutos». O una nueva pandemia terrorífica para 2.025, cuyas «vacunas» tal vez empiecen a preparar desde ahora. Y no comer carne de ganado, sino la que ellos hacen en sus Industrias particulares. O que viajen en avión sólo ellos, y que nadie tenga coche, por el precio que alcanzarán los eléctricos. Y mil perrerías más para empequeñecernos, disminuirnos, empobrecernos, anularnos. Hasta que se les deje … Sólo son cuatro locos chiflados.                        

 

.