Las inyecciones salvadoras no tenían ningún medicamento Sólo venenos

.

.

.