Un sitio con informaciones útiles

Guerra contra todos nosotros

Guerra contra todos nosotros

.

.

.

……….   El título de este artículo no debiera sorprender al lector. Él debiera haber llegado a la misma conclusión por sus propios medios. Viviendo lo que ha vivido, con los ojos abiertos, y con la mente funcionando a diario. Es bastante evidente.

……….   Cuentan con armas poderosas: Los políticos de todo el arco parlamentario. Los medios de comunicación de masas. Numerosas personas sin criterio, corto-placistas, sin Ética, que sólo piensan en su interés, que no tienen moral … todos ésos, que son muchos, se han brindado a colaborar.

……….   Les han situado en la perspectiva de perder sus trabajos, sus puestos de responsabilidad, a cambio de una pequeña contribución, todo por el bien común, en beneficio de la sociedad. Y han fingido creérselo. No han querido profundizar. «¡Ah, si es por una causa justa, cuente Vd. conmigo, Señor Director … No faltaría más …!»

……….   Y se han apuntado al bando que creen ganador. Y hecha la elección, cada día que pasa les va a resultar más difícil pensar, criticar la situación en la que ellos colaboran. Cada vez serán más ciegos al entorno, a los hechos que se van dando; serán más conformistas, más comprometidos, se lo tomarán más en serio, fingirán que lo que hacen es importante, tendrán más conflicto de intereses. 

……….   Son los que aquí llamamos «colaboracionistas». No son los peores. Peores son los que mandan, las autoridades de todo tipo – local, autonómico o nacional – que comulgan con el genocidio y lo mantiene en vigor.

……….   Porque día a día mueren ciudadanos sin tener más culpa que serlo. Que haber creído a las autoridades, a los Medios,  a los Médicos, a los Directores de Colegios, a los Rectores de Universidades, a los Consejeros y Directores de Empresas donde trabajaban … Todos ellos les forzaron, con informaciones criminales, a caer en el engaño. Y algunos han pagado ya por ello.

……….   El futuro nadie lo adivina, pero en el mejor de los casos es inquietante. Por eso se empieza a imponer algún tipo de acción. Por de pronto, no seguir callando y obedeciendo a quienes buscan nuestra perdición … 

 

 

Guerra contra todos nosotros  Guerra contra todos nosotros  Guerra contra todos nosotros  Guerra contra todos nosotros  Guerra contra todos nosotros  Guerra contra todos nosotros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.