En la sangre de algunos vacunados

.

.

.