Empédocles de Agrigento

.

.

.

Empédocles de Agrigento Empédocles de Agrigento
  

………. Empédocles de Agrigento es de la siguiente generación, la de Anaxágoras, Demócrito y Heráclito. De la siguiente será Sócrates, que murió hacia el año -400.

……….   Empédocles de Agrigento (484-424) nace en Agrigento, Sicilia, contemporáneo de Anaxágoras, Demócrito y Heráclito. Se sabe que escribió al menos dos obras, «Sobre la Naturaleza», título obligado para un Maestro, y «Las Purificaciones», posiblemente citada en la línea 67 de los «Versos de Oro». 

……….   Como sus colegas en el Saber, rechazaba la idea de los dioses con características y deseos humanos, como eran los dioses olímpicos, a los que sus compatriotas honraban sin problemas. Han quedado bastantes fragmentos de él, de los que elijo los más directos.

.

……….   * Escasas son las habilidades esparcidas en los miembros de los humanos: Muchas miserias se presentan súbitamente y embotan su atención. Ellos reflexionan sólo durante una parte de su propia vida, destinados a morir. Pronto se van volando a manera del humo convencidos de que uno mismo es empujado por su suerte hacia cualquier lugar. ¿Quién de ellos afirma haber encontrado el Todo? Estas cosas no pueden ser vistas ni escuchadas por los humanos, ni iluminadas por el pensamiento. Tú en cambio, que has venido hasta aquí, lo averiguarás.

.

……….   * Bienaventurado aquél que ha adquirido un tesoro de divinos pensamientos. Desdichado aquél que no tiene de los dioses sino una fe oscura.

.

……….   * Dios no tiene cuerpo, provisto de una cabeza humana; ni tiene un tronco de donde parten, como dos ramas, dos brazos; no tiene pies, ni rodillas ágiles, ni miembro viril cubierto de pelos; Él es únicamente un espíritu augusto de una potencia inexplicable, cuyo rápido pensamiento recorre el Universo.

……….

……….   * Insensatos, no se cuidan de tener pensamientos profundos. Y creen que lo que nunca existió pueda llegar a ser. Y que algo muere y se destruye completamente.

Empédocles de Agrigento

Empédocles de Agrigento

.

……….   No se trata de que Empédocles nos enseñe cosas que no sabemos. Se trata de ver que hacia el año – 450 Empédocles enseñaba en la Magna Grecia sobre el Uno. Nosotros hoy lo hacemos también, pero en sótanos subterráneos, aludiendo a los bajos de una Librería entrañable en Donosti-San Sebastián.